Hacking urbano

Máquina expendedora

Máquina expendedora

Al margen de lo que es el mundo del hacking informático, se viene desarrollando hace ya mucho tiempo una especie de variante más lúdica (y no por ello menos ilegal) que se refiere a la explotación de trucos que poseen determinados aparatos electrónicos. Y cuando me refiero a estos aparatos no pretendo hablar de videoconsolas o maquinitas similares, sino de elementos más callejeros como pueden ser una máquina de Coca-Cola, un ascensor o un surtidor de gasolina.

¿Se puede hackear un ascensor? Pozí. ¿Y con qué fin? Poyaloverás.

Todo tramánculo que disponga de circuitos electrónicos es fácilmente hackeable, y no porque se puedan explotar bugs o fallos en la programación del mismo, que también, sino porque las técnicas que se utilizan muchas veces se refieren a trucos o accesos directos que utilizan los fabricantes para testear o comprobar la máquina o para recibir determinada información de la misma. Por ejemplo, las máquinas de vending, que podemos encontrar hoy día casi en cualquier esquina (refrescos, sándwiches, café, chucherías varias, etcétera), tienen una serie de “comandos ocultos” que sólo conocen los empleados que las manejan y que permiten visualizar en sus diminutas pantallas de leds información tal como el número de unidades vendidas, los errores generados o el dinero recaudado. Estas técnicas se van poco a poco difundiendo y al final los diseñadores tienen que cambiar la máquina y hacerla menos accesible al gran público.

Pero como el movimiento se demuestra andando, vamos a ver algunos ejemplos prácticos en formato videotubo que ponen de manifiesto lo tonta que es la supuestamente alta tecnología y lo listo que puede llegar a ser el ser humano. También es posible que alguno de los siguientes vídeos sean montajes, pero se ha intentado seleccionar los más representativos y los que más credibilidad pueden proporcionar.

DISCLAIMER: Algunas de las siguientes situaciones que visualizaremos representan acciones claramente delictivas. Hombre, robar una Pepsi de un máquina puede hacer un montonazo de gracia, pero es robar y punto pelota. teknoPLOF! no se hace responsable de los comentarios ni de las actuaciones aparecidas en los vídeos, sólo hace de mero intermediario entre la información que está ahí y sus lectores.

EJEMPLO 1. El ascensor. El truco consiste en llegar de un piso a otro sin que el aparato pare en ninguna otra altura intermedia aunque alguien haya pulsado el botón desde fuera. Se realiza pulsando (y manteniendo) el botón de cerrado de puertas y el piso en cuestión. Existen otras variantes como la de pulsar el botón de cerrado de puertas y el piso al que vas durante unos segundos y luego soltar. En el ascensor de mi casa no hay botón de cerrado de puertas, sólo de apertura, pero vive Dios que me haría tanta falta como el comer, que parece que todo Dios sale de casa cuando yo le doy al botón de llamada.

 

EJEMPLO 2. La máquina de refrescos. Este me encanta porque actúa sobre las nuevas máquinas de refrescos que están empezándose a ver cada vez más, esas que tiene una especie de montacargas interno que sube a por la lata (o botella) y la trae hasta el agujero de salida. Consiste en (como apreciarás en el vídeo) introducir la mano para evitar que el refresco salga de la máquina. Después de un par de intentos la máquina detecta algún fallo al no poder expender la botella y te devuelve el dinero. La segunda vez dejas caer las dos botellas. Conclusión: dos Coca-Colas al precio de una.

http://www.youtube.com/watch?v=Ql8wDngyDvw

EJEMPLO 3. Las monedas de una máquina de Coca-Cola. Esto ya es un robo prácticamente a mano armada. Dudo mucho que funcione o siga funcionando, pero todavía quedan máquinas de estas (un poco antiguas) por muchos rincones. El truco se basa en la pulsación de un código de botones (4 – 3 – 2 – 1 – 1 – 2 – 3 – 1 – 1) para terminar pulsando el retorno de moneda (manteniéndolo). Nótese cómo al principio se pulsa el mismo botón de retorno de moneda para comprobar que no hay dinero introducido.

http://www.youtube.com/watch?v=zejYW6hKsE0

EJEMPLO 4. El surtidor de gasolina. Este truco parece servir para obtener gasolina gratis en un surtidor de esos que tienen que activarte remotamente para poder repostar. Se basa en una combinación de bombeos cortos y largos (3 cortos – 2 largos – 1 corto – 2 largos – 3 cortos) con el gatillo de la manguera. ¡Y a echar!

 http://www.youtube.com/watch?v=YK3VhyRVkN4

EJEMPLO 5. La máquina de chicles. Sí, sí, la de toda la vida de meter la moneda y girar la manivela. Ahora también se lleva mucho este sistema en otro tipo de máquinas que expenden bolas para niños con un regalito mierdoso en su interior que no vale lo que cuesta y que hace que el niño acabe jugando más con la bola del envoltorio que con el contenido. El hack consiste en utilizar una moneda de inferior tamaño (y valor, por supuesto) para, forrándola con papel, engañar a la máquina haciendo que piense que el tamaño y grosor son los correctos. Todo un éxito de un cerebro adolescente. Si es que no tendrán otra cosa en que pensar, jesusmariayjosé.

 http://www.youtube.com/watch?v=6Nupr0Rq4H4

EJEMPLO 6. La máquina de chucherías. ¡Patatas gratis! Un truco parecido al ya comentado de la máquina de refrescos. Básicamente consiste en engañar a la máquina expendedora, haciendo que crea que no ha caído el snack en cuestión, al cerrar el portón inferior en el momento preciso para, posteriormente, presionar el botón de retorno de moneda y obtener el dinero y las golosinas por la cara; sin desembolsar un mísero euro, vaya.

 http://www.youtube.com/watch?v=Xs-1Jea46mU

En fin, en el tubo podréis encontrar multitud de ejemplos más de cómo hackear prácticamente todo, desde semáforos a cerraduras de coche, pasando por todo tipo de máquinas y maquinitas electrónicas. Esto sólo ha sido un somero ejemplo de algunas técnicas más o menos elaboradas que nunca hay que poner en práctica por ser claramente delictivas. Digo, ¿no?

Y si la electrónica falla, siempre quedan las técnicas de baja tecnología como la que utiliza el elemento subversivo del siguiente vídeo. Eso sí, hay que tener el brazo largo y muy delgado.

 

Lo más importante es ir siempre con mucho cuidado, y no vayáis a enseñarle estos vídeos a vuestra hija o sobrinita, no le vaya a pasar esto:

 

Angelitos… Lo que no se les ocurra.

 

teknoPLOF! se muda

Estamos de mudanza

Estamos de mudanza

teknoPLOF! está de mudanza. Nos hemos trasladado a este bonito .com, así que vete actualizando tus favoritos, tus feeds RSS y todo lo que tengas que actualizar, porque el blog antiguo dejará de funcionar en unos días.

Espero que te encuentres a gusto en este nuevo entorno y que sigas disfrutando de los post como lo hacías hasta ahora. Es probable que veas cambios o cosas raras mientras dure la fase BETA del blog, sé paciente y entiende el trabajo que le cuesta a este pobre bloguer el hecho de cambiar de un sitio a otro.

Se han migrado todas las entradas y todos los comentarios, por lo que encontrarás aquí todo lo que había allí, sin faltar una miajita.

Un saludo a todos y a todas, y gracias por vuestra fidelidad.

Reseña web: Aseguring

Aseguring

Aseguring

Un buena idea, un diseño impecable y un funcionamiento perfecto pueden convertir una web de un día para otro en un bombazo internetero de calibre desmesurado. Y es eso precisamente lo que ocurrirá con Aseguring, un sitio web de esos que dices “¿por qué demonios no se me habrá ocurrido a mí?”. Pues lo siento, ya se te han adelantado.

Aseguring es un comparador de seguros en principio preparado para turismos y motocicletas, pero que en breve ampliará su cobertura a seguros del hogar. Trabaja con un montón de aseguradoras y, como comparador que es, se dedica precisamente a eso, a comparar. En no más de 3 minutos se puede obtener una comparativa de precios de las compañías más representativas del sector.

Esta herramienta ahorra un tiempo (y dinero) increíble a todo aquel que, antes de contratar un seguro, desea obtener un presupuesto detallado de todas y cada una de las compañías, permitiendo compararlos entre sí. ¿Y cuánto me van a cobrar por el servicio? ¡Uf!, una pasta: nada. Sí, sí, nada. Es un servicio totalmente gratuito y completamente imparcial e independiente, porque no depende de ninguna aseguradora.

Además Aseguring incluye una evaluación de las principales coberturas de todas las pólizas y las clasifica mediante un completo sistema de valoración que muestra la calidad de las prestaciones, de forma que se dispone de una información más que valiosa a la hora de contratar un seguro. Otra ventaja añadida es la opción de seleccionar los productos que resultan más interesantes y comparar sus coberturas en una misma pantalla.

Resultados

Resultados

Sin olvidarnos del simpático consejero, un personaje que aconseja qué producto contratar dependiendo del perfil del contratante y del vehículo que se desea asegurar.

El manejo es ultrasencillo. Basta con seguir los distintos pasos, de una manera muy intuitiva y por medio casi exclusivo de clics de ratón, introduciendo los datos del coche o moto, los datos del conductor y los de tu seguro actual (ninguno de estos datos es personal o sensible, sólo los necesarios para completar la contratación de un seguro). Automáticamente la herramienta te muestra las distintas modalidades de seguro que puedes contratar, ofreciéndote una de ellas como opción recomendada por Aseguring.

El paso siguiente es la conexión con las aseguradoras para recabar datos y calcular precios. El proceso ha terminado y ya sólo queda ver las tarifas, las valoraciones y, si se desea, las coberturas particulares de cada compañía para el seguro elegido o una comparativa de coberturas entre dos o más compañías. Aquí también se nos ofrece la posibilidad de contratar el seguro, vía web o por teléfono, contactando con la aseguradora en cuestión. Lo mejor de todo es que te proporcionan un número de referencia para que, si deseas contratar el seguro, no tengas que proporcionar de nuevo todos los datos introducidos. Simplemente genial.

Aseguring

Comparar seguros

La recomendación de teknoPLOF! es que inviertas unos minutos en probar el comparador para analizar las ofertas del mercado y compararlas con tu seguro actual, tanto a nivel de precios como a nivel de coberturas. Basándote en eso podrás determinar tu potencial de ahorro anual (ahorrando 150 euros al año durante la vida media de un vehículo de 8 años supondría un ahorro total de ¡1.200 euros!) y ponerte en contacto fácilmente con la aseguradora que más te interese.

En fin, herramientas como Aseguring son las que dan poder e información útil al consumidor. Olvídate de las interminables horas al teléfono solicitando presupuestos, o del tiempo de navegación que pierdes de web en web de cada compañía rellenando formularios. ¡Lo puedes hacer en tres minutos desde www.aseguring.com!

Además mola rellenar todo como si fueras un kamikaze de la carretera (tengo un Audi, dieciocho años, cientos de partes a mi compañía, uso el coche a diario y hago miles de kilómetros, además lo van a conducir otros seis amigos míos, etcétera) y ver como te sale un cartelito que te dice que ninguna compañía tiene los suficientes arrestos para asegurar a un capullo como tú.

WiMAX: la que se nos iba a venir encima. Pues no, oiga.

WiMAX

WiMAX

WiMAX son las siglas en inglés de Interoperabilidad Mundial para Acceso por Microondas (Worldwide Interoperability for Microwave Access). Es una tecnología de conexión parecida al WiFi que todos ya conocemos pero a lo bestia. WiMAX ofrece mayor ancho de banda y mayor alcance, lo que permite crear redes inalámbricas metropolitanas y, lo más importante, con una inversión ridícula con respecto a lo que representa como avance tecnológico. Además, está respaldada por las empresas más importantes del sector, que siempre ayuda.

WiMAX es el protocolo estandarizado como IEEE 802.16 para la conectividad que permite la recepción por microondas y retrasmisión por ondas de radio. El único organismo habilitado para certificar el cumplimiento del estándar y la interoperabilidad entre equipamiento de distintos fabricantes es el Wimax Forum; todo equipamiento que no cuente con esta certificación no puede garantizar su interoperabilidad con otros productos. La tecnología WiMAX podría ser la base de las redes metropolitanas de acceso a Internet, sirviendo de apoyo para facilitar las conexiones en zonas rurales y utilizándose en el mundo empresarial para implementar las comunicaciones internas. Asimismo, su popularización puede suponer el despegue definitivo de otras tecnologías, como VoIP (llamadas de voz sobre el protocolo IP), debido a su amplio ancho de banda.

Según las especificaciones es capaz de conseguir una velocidad de 70 Mb por segundo (hasta 300 Mbps full-duplex) y de cubrir un área de unos 50 Km a la redonda con una sola antena. Teniendo en cuenta que WiFi llega a 300 metros con un poco de suerte y el viento a favor, y que su ancho de banda oscila entre 11 Mbps y 54 Mbps, dependiendo de la modificación (a/b/g) del estándar, pues queda meridianamente claro que WiMAX se convertirá en el futuro de las comunicaciones inalámbricas. Si es que no se lo carga antes alguna mano negra, claro.

Un sistema WiMAX con seis puntos de acceso podría dar cobertura de 360º para 1.200 abonados, con un coste de unos 6.000 €. La diferencia de costes es evidente, ya que otros sistemas llegan a suponer la friolera de 96.000 € para una red de 500 abonados.

La infraestructura de WiMAX consta de varias partes claramente diferenciadas. Por un lado tenemos las antenas-torre o estaciones base, con capacidad para ofrecer cobertura hasta 8.000 Km2 a frecuencias del orden de 66 GHz. Al abarcar tanta distancia, se hace necesario, a veces, que existan antenas intermedias que operen en bajas frecuencias (entre 2 y 11 GHz) con el fin de evitar las interferencias ocasionadas por la presencia de elementos. Estas antenas tienen un área de cobertura de 65 Km2, lo que viene a ser, más o menos, el radio de acción de las antenas de telefonía móvil. Por último tendríamos el elemento de red de nuestros equipos, es decir, la tarjeta WiMAX que recibe la señal.

Los usuarios finales recibimos la señal de las antenas de baja frecuencia, con un ancho de banda considerable y una cobertura impresionante. Además, y como ocurre con los teléfonos celulares, podríamos desplazarnos en un estado conectado permanente sin perder la conexión, incluso aunque saliéramos de la zona de cobertura o hotspot, ya que automáticamente entraríamos en otra área cubierta y la transición de una a otra se realizaría de manera transparente al usuario debido al solapamiento entre zonas.

Actualmente se recogen dos variantes dentro del estándar 802.16, el modelo fijo y el de movilidad completa. El acceso fijo (802.16d) establece un enlace de radio entre la estación base y un equipo situado en el domicilio del usuario. Para este entorno fijo las velocidades teóricas máximas que se pueden obtener son de 70 Mbps con un ancho de banda de 20 MHz. Sin embargo, en entornos reales se han conseguido velocidades de 20 Mbps con radios de célula de hasta 6 Km, ancho de banda que es compartido por todos los usuarios de la célula.

El modelo de  movilidad completa (802.16e) permite el desplazamiento del usuario de un modo similar al que se puede dar en redes de móvil GSM/UMTS.

Como ya se ha mencionado, las expectativas de WiMAX se extienden también a sitios rurales con poco acceso, es decir, a todas aquellas personas a las que el ADSL y el cable les queda fuera de alcance y buscan soluciones para poder trabajar desde sus hogares o centros de trabajo. Pero también es muy importante en las ciudades y localidades más céntricas. Actualmente disponemos de una conexión por cable (par telefónico, fibra óptica, etcétera) que llega a nuestras casas hasta un router o un módem, y es este aparato el que se encarga de distribuir la señal inalámbrica (WiFi) por el resto de nuestro hogar para llegar a un portátil, un pocket PC o una videoconsola. Con WiMAX la señal inalámbrica llega directamente a nuestra casa (lo que se conoce como “la última milla”) por el aire, y son los distintos aparatos y gadgets los que, por medio de una tarjeta de red adecuada, se conectan directamente. Los proveedores de acceso a Internet dispondrían, pues, de esta posibilidad para ofrecer el servicio sin necesidad de utilizar instalaciones de cables. Nos mandan Internet por las nubes, como si de una red WiFi gigantesca se tratase.

Con semejante ancho de banda, velocidad y cobertura, los diseñadores de aplicaciones y tecnologías que necesitan “mucha chicha” para funcionar se frotan la manos. El VoIP, la tele por Internet, el cine online, retrasmisiones en riguroso directo, todo ello es posible gracias a WiMAX. Las compañías de telefonía móvil tiemblan, y es que el despliegue de WiMAX podría utilizarse también como alternativa a las redes telefónicas, ya que un móvil o un ordenador conectado a WiMAX podría hacer llamadas de telefonía IP sin coste añadido y con disponibilidad de una completa movilidad. Además esta tecnología soporta las denominadas antenas inteligentes, que emiten un haz estrecho que puede ir moviéndose para enfocar siempre al receptor, evitando así interferencias. Factores asaz importantes para competir de plano con la telefonía 3G.

Como digo, las operadoras tradicionales de Internet y de telefonía móvil ven a WiMAX como un claro competidor amenazando con total impunidad a sus ADLS, sus GSM, sus GPRS y sus UTMS. WiMAX podría hacerse con el mercado de la última milla (WiMAX atraviesa el hormigón, UMTS se desvanece con la niebla) dejando con un palmo de narices a todas esas empresas que tanto se afanaron (y afanan) en tirar cable y cable hasta la saciedad. Y ahí es donde veo yo el peligro, ahí es donde podría aparecer una mano negra que consiga que esto no llegue a buen puerto y dé con sus especificaciones en el fondo del mar. Matarile, rile, rile.

En España ya suministran WiMAX operadores como Iberbanda, Broadnet o Neosky. En Euskadi existen implementaciones, experimentales y comerciales, en el 90% del territorio, y Euskaltel dispone de varios cientos de abonados WiMAX en zonas rurales (el Gobierno Vasco ofrece subvenciones de hasta el 100% de la instalación). En Andalucía, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana, Galicia y otros lugares ya disponen de WiMAX en mayor o menor medida.

Pero, ¿por qué no despega esto de una vez por todas? Nokia y Samsung anunciaron hace años la aparición inminente de teléfonos móviles preparados para WiMAX (no quieren perder tajada) y, efectivamente, estos terminales existen, pero como la red no es un algo muy extendido, no sé dónde los estarán vendiendo. Al menos en España no pita o no lo dejan que pite. En Corea, por ejemplo, llevan desde el año 2006 utilizándolo masivamente son dispositivos de Samsung, Intel y otros fabricantes.

Según previsiones antiguas se esperaba que WiMAX creciera un 70% en cinco años. ¿Lo veremos realmente? Llevo escuchando hablar de WiMAX desde mediados del año 2005, más o menos, y no veo que los responsables se interesen mucho por su implantación, a excepción de en entornos rurales alejados. ¿Por qué se oferta cada vez más ADSL y cable módem si, en teoría, son tecnologías sentenciadas a la desaparición? Somos los últimos en Europa, y de los del vagón de cola en el mundo, en la implantación de WiMAX y esto no me huele nada bien. No, no. Todo esto me suena mucho, pero mucho, a la trayectoria del formato de vídeo Betamax que Sony presentó en los años setenta, o la del LaserDisc, o la del MiniDisc, o a la…

Neutralidad de Internet para torpes

Justicia neutral

Justicia neutral

Últimamente estamos oyendo parlotear mucho acerca de la tan manida neutralidad de Internet. Hizo alusión a ello el presidente de EEUU, Barack Obama, en su campaña electoral, y el pasado mes de junio, Julius Genachowski, presidente de la FFC (Comisión Federal de las Comunicaciones) estadounidense, volvió a sacar el tema a la palestra con sus declaraciones. El amigo Julius prometió presentar unas bases para regular esto de la neutralidad en la Red de Redes.

Pero, ¿qué demonios es eso de la neutralidad de Internet? ¿No es Internet neutral? Pos no, mirusté. Matizo, Internet sí es neutral, los que no lo son, son aquellos que proporcionan el servicio, es decir, los ISP o Proveedores de Servicios Internet.

El problema de la neutralidad de la Red es muy sencillo: algunos ISP bloquean o retardan conexiones de sus usuarios por causas como un elevado ancho de banda o conexiones con servicios de la competencia. Lo explicó ahora pa’ la señá María, que no se ha enterado todavía. Usted, señora, tiene el Intenné este de Telefónica en casa, ¿verdad? Bueno, pues imagínese que la empresa le bloqueara la conexión cuando usted se conecte a la web de Vodafone. ¿Por qué? Por joder; es la competencia.

Esta práctica está empezando a ser demasiado común entre los proveedores de acceso, si bien en España parece que no ocurre con demasiada frecuencia. Si detectan que un usuario consume un elevado ancho de banda por estar conectado, por ejemplo, a una red peer to peer descargando una película de Gracita Morales, pues le cortan el servicio o se lo ralentizan. (Y no precisamente porque la película sea de Gracita Morales).

Hace un año, el operador argentino Fibertel y la multinacional Google llegaron a un acuerdo por el cual los usuarios de este ISP podrían acceder más rápido a GoogleEarth, GMail y Youtube, implementando un enlace privado entre Fibertel y Google e instalando servidores locales de Google en el datacenter de la empresa argentina. Oséase, lo que viene siendo de todo punto una patada en los mismísimos huevos al principio de neutralidad de la Red que, por cierto, el gigante buscador de Internet defiende con vehemencia a través de la figura de Vinton Cerf. Cuando un proveedor de contenidos goza de una red “particular” y diferente a la de sus competidores se destroza literalmente el campo de igualdad que permitió que todas las startups que hoy conocemos nacieran y crecieran en su día.

Cierto es también que, días después, Google emitió un comunicado en el que desmentía estas afirmaciones y culpaba a una nota de prensa mal redactada en la que ellos no tomaron parte y con la que no estaban de acuerdo, y que si la abuela fuma, que si deja de fumar, que patatín o patatán. Bueno, le concedemos el beneficio de la duda por ser vos quien sois.

Hace año y pico, también, la FCC sentenció al proveedor de Internet Comcast por violar una norma federal al bloquear las transferencias de algunos usuarios procedentes de redes BitTorrent. El fallo obligó a los proveedores de servicios a modificar la forma en la que gestionaban su red, así como a garantizar a sus usuarios un acceso abierto a Internet.

En la web www.neutralidadsi.org han realizado diversas pruebas con resultados positivos que acusan a VTR, uno de los principales actores de la banda ancha en Chile, de colocar restricciones de cuello de botella a las conexiones realizadas a través del puerto 6881, puerto por defecto para la red BitTorrent.

El Gobierno estadounidense de Obama quiere formar parte activa de esta controversia. La neutralidad de Internet es el principio que dice que todo el tráfico que circule por la Red debe ser tratado igual, independientemente de qué tipo sea y de su origen y destino. Por ello plantearon en el pasado mes de octubre algunas normas para prohibir a los proveedores de acceso discriminar los servicios, contenidos y aplicaciones que consuman más ancho de banda, como por ejemplo el vídeo, e impedirles bloquearlo o lentificarlo. La FCC defendió las normas como indispensables para crear un Internet abierto y democrático. Las medidas propuestas prohíben a los proveedores de ancho de banda “impedir que los usuarios envíen o reciban material legal de su elección” y “dificultar a los usuarios el poder de elegir entre la competencia de proveedores de redes, aplicaciones, servicios y contenido” y, sobre todo, se les obliga a “tratar contenidos, aplicaciones y servicios legales de forma no discriminatoria”.

Existen también voces en contra de la neutralidad, como no, pero pueden todas ellas resumirse en las palabras que en Libertad Digital escribió el ingeniero Fernando Herrera. Dijo textualmente:

Hay bits más importantes que otros bits, por la clase de información que llevan o por la urgencia de la misma, o porque si no llegan de una determinada forma son inútiles. Los operadores siempre han tenido mecanismos para gestionar la Red, lo que en definitiva significa priorizar unas comunicaciones frente a otras, para que funcionen de forma adecuada los servicios que se prestan.

Además decoró su disertación con este bonito paralelismo

La igualdad de bits sería como la igualdad de vehículos en nuestras carreteras. Impediría a las ambulancias y bomberos cumplir su función en muchos casos. Las sirenas son el mecanismo de priorización en las vías de tráfico, y a nadie se le ocurriría eliminarlas, mucho menos en aras de un supuesto derecho de los ciudadanos.

Vamos, el colmo de la demagogia. Está claro, señá María, que el correo diario que le manda usted a su hija la que estudia en Niuyor es menos importante que los correos que mandan otras personas más importantes que su persona. Y es que, le guste o no, usted no deja de ser una mujer de pueblo tonta y boba a la que hay que educar. ¡Déjese manejar, señora, y evite pensar por usted misma! Y, por supuesto, no se le ocurra descargar canciones de Manolo Escobar con el burrito ese tan bonito de al lado del reloj, que se le bloqueará hasta la factura del gas; ¿no comprende usted que son más importantes las conexiones a páginas guarras de nuestros políticos en el hemiciclo?

Uno de los padres de Internet, Vinton Cerf, actualmente Vicepresidente Mundial y Chief Internet Evangelist de Google, cree que la neutralidad de la Red es fundamental para preservar nuestras libertades, que “Internet fue diseñada sin ningún guardián sobre nuevos contenidos o servicios.”

Además, Enrique Dans publicó no hace mucho en su blog el “quién es quién” de la neutralidad en la Red y dejó caer, como quién no quiere la cosa, quiénes son los hinchas y a qué equipo animan. Por poner algún ejemplo, los amigos de la neutralidad son empresas como Google, eBay, Mozilla, Amazon, Twitter, Sony o Vuze; los enemigos, compañías como Cisco, Alcatel-Lucent, Cornig, Ericsson, Motorola y Nokia, entre otros.

A veces uno no sabe si te están diciendo la verdad o todo es una puñetera estrategia de empresa. El miedo que tengo es que si los políticos se ponen cabezones al final siempre hacen lo que les da la gana, y encima nos hacen creer que es por nuestra culpa y por nuestro bien. Corderitos cibernéticos manejados por la soga del ancho de banda. ¡Beeee!

113 de 119«...102030...111112113114115...»
eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies