[Retropapelote de la semana] El primer reloj inteligente

LINUX Journal

LINUX Journal

En el retropapelote de esta semana os traemos la portada de la revista LINUX Journal de julio del año 2000. En ella podemos observar el anuncio del “primer” reloj inteligente que montaba GNU/Linux como sistema operativo: el proyecto WearComp Linux Project, dirigido por Steve Mann de la Universidad de Toronto, Canadá.

La competición por ser el primero de los relojes inteligente está muy reñida. Unos apuntan a los relojes de Seiko de últimos de los años setenta y primeros de los ochenta, pues algunos disponían de teclado externo y de la capacidad de almacenar hasta dos mil caracteres, con ciertas capacidades de computación.

Otros expertos señalan hacia el IBM WatchPad como primer smartwatch. Este reloj corrió diversas versiones de Linux y, en sus más avanzados modelos, disponía de Bluetooth, 8 MB de RAM, memoria flash de 16 MB, acelerómetro, vibración y sensor de huellas digitales, entre otras características.

Sin embargo, la mayor parte de los entendidos opinan que el WearComp fue el primer reloj realmente inteligente, pues es anterior al de IBM y, además, no consideran a los de Seiko como “inteligentes”.

El proyecto WearComp se presentó en 1998 como un prototipo totalmente funcional y, en el año 2000, se realizó una demostración de la primera videoconferencia vía reloj. Y es que este aparato, realmente, sólo servía para dar la hora y para realizar llamadas de vídeo. Necesitaba de un transmisor que se ocultaba bajo la ropa y transmitía imágenes a razón de 7 fotogramas por segundo, con una profundidad de color de 24 bits y que podían verse en su pantalla VGA de 640×480 píxeles.

El reloj corría una versión de Linaccess (Linux + Accesibilidad). Todo un aparato molón de hace quince años.

Podcast ReadySetClick! T2x11

RSClick! podcast 2x11

RSClick! podcast 2×11

Ya tenemos cocinado y presentado un nuevo podcast para todos vosotros. Hoy venimos sin debate por problemas de agenda, así que nos ha quedado un poco más cortito, pero os podemos asegurar que al contenido no le falta ni una mijita de enjundia.

Esta semana, durante las ‘Noticias’, hablamos sobre los acuerdos de Google en Europa en medio de las acusaciones de posición dominante que está encajando la empresa, y también de Microsoft Edge: ¿ha resultado ser un doble filo?

Asimismo, os comentamos la nueva salida a flote de Nintendo, hablamos del Android M, que ya tenemos a la vista, de Spotify y su inmersión en el mundo del vídeo, y del smartphone OnePlus Two y el nuevo SoC Helio X20.

Por último, charlamos acerca del bloqueo de anuncios por parte de las operadoras de Internet.

Por otro lado, en el ‘Teknoútil’ de esta edición nos adentramos en el futuro espectacular que nos ofrecen las HoloLens de Microsoft y otros gadgets de realidad virtual.

Para terminar, y de la mano de este humilde blog teknoplofiense, en la sección ‘RetroClick!’ hablamos del estándar ochentero que quiso comerse el mundo y no pudo con tanto empacho: el MSX.

Recuerda que puedes seguirnos en nuestra web rsclick.es (o rsclick.com), en Twitter a través de @rsclick_es y en Facebook vía facebook.com/rsclick.

¡Empezamos!

Las cuatro Tabletop de Nintendo

'Mario´s Cement Factory'

‘Mario´s Cement Factory’

Aquellos que tengan más de treinta o treinta cinco años recordarán a buen seguro (o conocerán de oídas) alguna de las maquinitas de Nintendo de su colección Game & Watch; los que tenemos más de cuarenta, no tenemos perdón de Dios si no nos acordamos de haber tenido alguna de ellas entre las manos.

Game & Watch fue una línea de más de 60 consolas portátiles de videojuegos fabricadas por Nintendo e ideadas por el genial Gunpei Yokoi (ya fallecido), un ingeniero de la compañía nipona que demostró tener un talento especial en el desarrollo de hardware lúdico y una creatividad desproporcionada. No en vano, él mismo fue también el inventor de la posterior Game Boy.

Todas aquellas maquinitas de bolsillo que llegaron a nuestros hogares entre 1980 y 1991 achispando nuestros ojos con reflejos de cristal líquido, fueron divididas en fases o series en función de la época y la tecnología que les tocó vivir: tuvimos de color plateado con dos botones de acción (Silver), doradas con cuatro botones (Gold), de pantalla ancha (Wide Screen y New Wide Screen), de dos pantalla (Multi Screen), de sobremesa (Tabletop), panorámicas (Panorama), en múltiples colorines (SuperColor), para dos jugadores (Micro VS.), con pantalla de cristal y más estilizadas (Crystal Screen) y hasta ediciones especiales (Special Edition) y alguna que otra secuela.

Algunas máquinas de Nintendo Game & Watch

Algunas máquinas de Nintendo Game & Watch

Realmente eran aparatitos impresionantes, con la tecnología de una calculadora de la época, que estaban fabricados y programados para ejecutar acciones sobre la imagen en pantalla. Los controles hacían que el personaje (o la herramienta) que se ve en el LCD cambie y produzca ilusión de movimiento.

Algunas máquinas de Nintendo Game & Watch

Algunas máquinas de Nintendo Game & Watch

De toda la gama de series que hubo, la mayoría recordamos las típicas de una o dos pantallitas (en vertical o en horizontal) corriendo juegos como ‘Octopus‘, ‘Snoopy Tennis‘, ‘Donkey Kong‘, ‘Mario Bros.‘, ‘Zelda‘, ‘Mickey Mouse‘ o ‘Popeye‘. Sin embargo, existen grupos menos conocidos y, también, menos apreciados, pero que hoy día son el mayor objeto friki del coleccionismo selecto. Hoy vamos a arrojar luz sobre una de aquellas series, la conocida como Tabletop.

La serie Tabletop representaba consolitas de sobremesa. Eran bastante más grandes que el resto y habían de ser apoyadas para jugar (no se jugaba con ellas en las manos como con las demás). Emulaban a las máquinas arcade de los salones recreativos, pero en pequeñito y en plan casero.

Nintendo sólo alumbró cuatro maquinitas bajo esta denominación, entre abril y agosto del año 1983, a saber: ‘Donkey Kong Jr.‘ (modelo CJ-71, 28 de abril de 1983), ‘Mario’s Cement Factory‘ (modelo CM-72, 28 de abril de 1983), ‘Snoopy‘ (modelo SM-73, 5 de junio de 1983) y ‘Popeye‘ (modelo PG-74, 30 de agosto de 1983). Todos los títulos habían aparecido o aparecerían después en otras gamas de las Game & Watch con mayor o menor éxito.

Las 4 Tabletop de Nintendo Game & Watch

Las 4 Tabletop de Nintendo Game & Watch

Los juegos estaban “pintados” en pequeñas pantallas LCD metidas dentro de un armazón plástico, por lo que debían ser jugados en una habitación bastante iluminada o en el exterior. La pantalla LCD iba montada en la parte superior de la máquina, reflejándose en un espejo inferior hacia el que nosotros mirábamos (curioso). La luz debía pasar a través del techo transparente del videojuego para que pudiéramos ver algo, si no era imposible. El color se simulaba mediante una película plastificada y coloreada que se colocaba sobre la pantalla de cristal líquido.

Estas Game & Watch son bastante coleccionables, algo difíciles de encontrar en buen estado y muy caras, de entre las más caras de las maquinitas portátiles de Nintendo. Si bien es cierto que en eBay o en otras páginas de subastas (o sobre coleccionismo) es relativamente frecuente encontrar alguna, eso sí, normalmente a precios desorbitados.

La web RarityGuide les ofrece a todas ellas un “índice de rareza” muy elevado, valorando a algunas hasta en 1.000 dólares americanos en circunstancias NIB (New In Box: original y nueva con la caja sin haber sido abierta nunca), por encima de los 500 $ si son CIB (Complete In Box: original completo en caja abierta) y hasta 140 $ si no tienen caja ni manual de instrucciones (Loose).

Rareza según RarityGuide

Rareza según RarityGuide

Nintendo presentó (en Estados Unidos) la patente del diseño de este invento de su ingeniero Gunpei Yokoi en julio de 1983. Dicha patente puede ser descargada desde la Oficina de Marcas y Patentes americana, sin embargo, la colamos aquí abajo en formato incrustado para el que quiera echarle un vistazo rápido.

 

A continuación, y para terminar, os presentamos una imagen de las tripas electrónicas de estas Nintendo Game & Watch Tabletop.

La tripas de las Tabletop

La tripas de las Tabletop

25 de mayo: Día del Orgullo Friki

La fecha no está elegida al azar, ya que otro 25 de mayo, pero de 1977, se estrenó en los cines ‘Una nueva esperanza’, la primera entrega de la saga Star Wars. Fue ese día el escogido por razones obvias por los frikis españoles para exhibir sin pudor ni vergüenza su devoción por películas, libros, series, videojuegos…

Europapress.

Ejecutando código Python hasta en el WC

trinket.io

trinket.io

Y es que trinket es la penúltima maravilla del mundo moderno: un sitio web que permite programar, compartir y ejecutar código fuente embebido en cualquier navegador y sobre cualquier dispositivo o plataforma. Y todo ello de manera instantánea y automática, sin plugins, sin software adicional y sin necesidad de registro en ningún sitio. Escribe, comparte, modifica y ejecuta.

¿Imaginas poder escribir un programita Python en tu propio teléfono móvil, ejecutarlo al momento y enviárselo a un colega para que lo depure? Pues trinket te permite eso y mucho más. Este sitio nació de la mano de Elliott Hauser, licenciado en Ciencias de Sistemas de la Información por la Universidad del Norte de Carolina (EE. UU.), que fue capaz de volcar su pasión por la enseñanza y su experiencia con software de código abierto directamente sobre esta gran idea. Aquello fue en primavera del año 2013, y hace bien poco que ha visto la luz pública.

Dale al play para ejecutar el código Python; ¡o edítalo y prueba!

 
Este hombre, además, recibió una Bachelor of Arts, con las más altas distinciones, de la Universidad de Duke, en Durham (EE. UU.), en 2005, donde investigó las subastas de arte. Actualmente es profesor de programación de código abierto y, en su tiempo libre, un filósofo independiente y aficionado, pues cursa también un doctorado en Filosofía.

Dale al play para ejecutar el código HTML; ¡o edítalo y prueba!

 
Elliott siempre entendió que la educación abierta necesita tanto de una comunidad fuerte como de una sólida colección de contenido; en ello se centra trinket, su comunidad, sus colaboradores y su equipo. Con trinket podemos embeber código Python en casi cualquier sitio, haciendo que dicho código sea perfectamente modificable por aquellos que lo visitan y, además, ejecutable al momento desde el navegador y sin elementos adicionales. De esta manera, por ejemplo, un profesor podría compartir su conocimiento en línea de una manera más interactiva y eficaz de con las herramientas anteriores que sólo permitían distribuir el código como un texto plano tal cual.

Dale al play para ejecutar el código de bloques; ¡o edítalo y prueba!

 
Además de Python, trinket permite también compartir y ejecutar instantáneamente código en HTML, bloques visuales (al estilo del Scratch para niños) y hasta partituras de notación musical interactiva que, por supuesto, podremos editar y ejecutar sobre el navegador (en smartphones, tabletas, televisores inteligentes y un largo etcétera). La potencia hecha arte visual.

Dale al play para ejecutar el código musical; ¡o edítalo y prueba!

 
Una tecnología muy novedosa a la que, a buen seguro, se apuntarán otros sitios web no tardando mucho y que, en un futuro próximo, podremos disfrutar desde decenas de lenguajes de programación en línea, con ejecución y hasta depuración incluidas. Le seguiremos la pista.

30 de 115«...1020...2829303132...405060...»
eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR