teknoPLOF! INTO Tecnovortex #10

alt-tab se fue, llegó Tecnovortex, uno de los cambios a mejor que recogerá la historia internetera en las hemerotecas. Y como tal evento de éxito requiere, teknoPLOF! recoge el testigo desde este lado del Atlántico para seguir, porque nunca paró, con sus colaboraciones ocasionales en el referente tecnológico de habla hispana que es este gran blog.

Esta vez hablamos de un cepillo; de un cepillo de dientes, sí. Pero no de cualquier cepillo de dientes, sino del cepillo de dientes con mayúsculas, el Kolibree, una suerte de tramánculo (llámalo gadget si quieres) que hace las delicias de propios y extraños a la hora de mantener una correcta higiene dental (y muchas otras idioteces más).

El post, como siempre, vía Tecnovortex, aquí: http://tecnovortex.com/necesita-el-mundo-un-cepillo-de-dientes-conectado/

PD: Seguimos tomando TAB.

Seguridad comprometida en dos tercios de la Red; el mayor bug de la historia de Internet

Heartbleed

Heartbleed

Expertos investigadores de Google y de la empresa de software de seguridad Codenomicon han descubierto en las últimas horas un fallo de seguridad en el software OpenSSL, el proyecto de código abierto, desarrollado por Eric Young y Tim Hudson a finales de los noventa, que permite implementar herramientas de administración y funciones criptográficas para la web y sus protocolos SSL/TSL.

El bug, denominado Heartbleed (corazón sangrante) y que tiene ya su propia web informativa, se dio a conocer el lunes por la noche y afecta a la versión 1.0.1 de OpenSSL, y también a la 1.0.1f.

Es una vulnerabilidad muy seria de este paquete criptográfico (el más utilizado del mundo) que afecta a millones de aplicaciones web, de correo electrónico, mensajería instantánea y a algunas VPN. Permite a personas malintencionadas leer la memoria de los sistemas vulnerables, comprometiendo las claves secretas que se utilizan para cifrar el tráfico y, también, para cifrar nombres de usuario, contraseñas y contenido. Es más que probable, pues, que el 75% de los usuarios de Internet tuvieran comprometidos sus datos de correo electrónico, redes sociales, aplicaciones de mensajería, sitios web, bancos y cajas de ahorro, etcétera.

La vulnerabilidad ya dispone de parche para subsanarla, sólo hace falta que los encargados y administradores de todos los sistemas susceptibles de ser vulnerables lo apliquen cuanto antes. A la población común se le aconseja esperar unos días (porque los expertos solucionen el problema) y, después, cambiar la contraseña de todos y cada uno de los servicios en la Web de los que se disponga, pues es posible que la clave anterior ya haya sido robada.

La referencia oficial en CVE para esta vulnerabilidad es CVE-2014-0160.

Universos paralelos (y otras idas de olla)

Universos "para lelos"

Universos “para lelos”

Artículo original para teknoPLOF! de Andoni Talavera Préstamo

Si sois aficionados a la astrofísica, o bien simplemente personas inquietas que estáis al día de las noticias de ciencia en general, probablemente hayáis oído hablar, desde hace unas semanas, acerca de un descubrimiento relacionado con el origen del universo. No es la intención de esta entrada analizar los pequeños pormenores teóricos, porque ya se ha escrito largo y tendido durante toda la semana, y bastante mejor de lo que haría un servidor. El propósito es explicar la sutil diferencia que existe entre la posible implicación científica de este descubrimiento y la ida de olla de algunos magufos. Vayamos por partes.

Lo que se ha descubierto en sí, es que los datos recogidos por el BICEP2 desde el polo sur muestran modos B en la polarización del campo de fondo de microondas. ¿Y esto qué significa? ¿Resulta un tema aburrido? No lo creo, porque lo que mola de verdad es que, si esto es cierto, existe una gran probabilidad de que existan universos paralelos. ¿¡Universos paralelos!? ¿Fantasmas, lugares de yos alternativos donde soy rico y famoso? Para, para. Sí, universos paralelos, pero no de los que te intentaría convencer el mismísimo Sandro Rey, no.

Con el descubrimiento del pasado mes se viene a confirmar una teoría que explica una fase sucedida durante la formación del universo, conocida como fase inflacionaria. Cuando todo, digamos, reventó, el universo se expandió a mayor velocidad que la luz aumentando millones de veces su tamaño (algo parecido a pasar del tamaño de un balón a una esfera que abarque la Tierra y la Luna juntas). Y todo ello en una trillonésima de segundo.

Lo importante de esta teoría es que la mayor parte de los modelos que la predicen llevan consigo bajo el brazo otra implicación: del Big Bang no sólo salió nuestro universo, sino muchos otros más. Por lo tanto, estamos en un momento en el que, tras su confirmación, tendríamos delante una alta probabilidad de vivir en lo que se conoce como multiverso.

En realidad, multiverso y universo paralelo se refieren a conceptos algo diferentes. Multiverso es un término usado para definir los múltiples universos existentes, según las hipótesis que afirman que existen universos diferentes al nuestro propio. Como universo paralelo se entiende el nombre de una hipótesis física en la que entran en juego la existencia de varios universos o realidades relativamente independientes. El matiz es muy pequeño.

Para seguir ahondando en el tema que nos ocupa, veamos, pues, qué entienden los científicos por un universo paralelo como tal. Podemos distinguir tres tendencias.

UNIVERSO PARALELO NÚMERO 1

Como burbujas en el agua

Como burbujas en el agua

Imaginaos en la playa o en la piscina. De repente, dais un manotazo al agua en calma y al momento salen cientos de burbujas. Pues esto es exactamente lo que plantean muchas de las teorías del Big Bang. Resulta que nuestro universo pulula en unas “membranas” (Teoría M) a través de unas dimensiones superiores desconocidas para nosotros. En esos bailes de membranas flotantes, éstas a veces chocan entre ellas, y aquí es donde se lía parda. Esos choques dan como resultado un sinfín de burbujas, cada una de ellas con un universo dentro de sí.

Todas las burbujas no son iguales, como las del agua, y cada una lleva un “camino” diferente. Estos caminos hacen que en unas burbujas las constantes físicas sean mayores, en otras burbujas menores, que en algunas se forme materia, en otras no, etcétera. Todo un infinito de posibles universos con infinitas distintas propiedades con respecto al nuestro. Cada burbuja, un universo distinto, un universo completamente aislado de los otros; sin que nosotros podamos interaccionar con ellos y sin que lo que pase en ellos nos afecte a nosotros.

Entonces, si están ahí, ¿puede haber vida en su interior? Efectivamente, entre tantas otras posibilidades, seguro que existe alguno con nuestras mismas características y por tanto, donde haya podido evolucionar la vida. Asimismo, en muchos otros puede que también, pero quizá basada en otras leyes de su universo que desconocemos por completo.

¿Y no se pueden ver? No, lo siento, de verdad; ni viajar a ellos. En muchos probablemente ni siquiera existan nuestras tres dimensiones, o el tiempo, así que mejor olvídate. ¿Su detección es, entonces, meramente teórica? Pues la verdad es que no. Lo cierto es que, si aquello de las burbujas sucedió, se supone que debe de haber membranas como las nuestras flotando en otras dimensiones, y se ha ideado un modo de identificarlas. El proceso se refiere a captar el momento en el que una partícula aparece en nuestro universo y, después, se desvanece sin más y sin dejar rastro, obteniendo como única posibilidad el que haya viajado a otra dimensión.

Ello es, si este descubrimiento nos lleva a la existencia de esas magnitudes, ¿es verdad, pues, lo de los fantasmas que nos visitan desde “otras dimensiones”? Pues no, no, por Dios.

UNIVERSO PARALELO NÚMERO 2

Múltiples universos

Múltiples universos

Vale, entonces tenemos claro que después del choque, éste provocó muchas burbujas, cada una un universo con sus propias leyes, condiciones, inicios y finales. Ahora piensa en una de esas burbujas. ¿Podemos identificar toda la burbuja al completo?, ¿vemos su interior? Desgraciadamente no, no podemos.

Para ver nosotros algo (lo que sea), su luz debe llegar hasta nuestros ojos. Si tú me tiras una pelota a 1 m/s, y yo corro como una tortuga, tu pelota me golpeará. Pero si corro a 2 m/s tu pelota nunca me alcanzará. En este ejemplo, los fotones que llegan hasta nosotros para que podamos ver serían las pelotas. El universo comenzó su andadura hace 13.800 millones de años, por lo tanto, la luz “sólo” ha dispuesto de ese tiempo para viajar hasta donde nosotros. Si algo está ubicado más lejos, aunque exista, no lo veremos nunca, porque su luz no nos ha llegado aún y para nosotros no existe. Esto hace que vivamos con un horizonte máximo; más allá de él no vemos qué hay.

Esta interpretación se denomina Burbujas de Hubble y lo que determina es que existen zonas límite dentro de nuestro propio universo hasta donde nos da la vista. O sea, ¿son estas dimensiones las de mi otro yo alternativo y esas cosas? No, tampoco. El universo de este segundo supuesto es el mismo en el que tú vives, con las mismas reglas, las mismas restricciones, las mismas leyes.

UNIVERSO PARALELO NÚMERO 3

Hablaremos ahora, pues, de esos universos paralelos de los que tanto esperas escuchar novedades. Eso sí, desde el estricto lado de la ciencia. La idea de estos “universos paralelos” fantasmagóricos proviene de la física cuántica y de la imposibilidad de determinar una medida de manera absoluta (como afirma la paradoja del gato de Schrödinger). Los sistemas cuánticos existen en todas sus probabilidades hasta que se interacciona con ellos, haciendo que el sistema colapse en una de esas posibilidades y tan sólo seamos conscientes de ella como la  única que se muestra en nuestro universo.

El gato de Schrödinger

El gato de Schrödinger

Según esta teoría de universos paralelos, cada vez que alguien toma una decisión, su universo se desdobla en cada una de las distintas posibilidades. Teniendo en cuenta la inmensa cantidad de posibilidades que hay a lo largo de la vida, y el maravilloso efecto mariposa, es posible que en un universo desdoblado del tuyo hace mucho tiempo, ahora seas un maravilloso y afamado jugador de fútbol profesional que gana millones y millones de euros al día. La pena es que a ti te ha tocado ser consciente tan sólo de este desdoble universal, en el que eres un pobre desgraciado que intentas ganarte la vida escribiendo un blog (en fin).

¿Es todo esto verdad? Cada uno que crea lo que quiera (entramos en el farragoso terreno movedizo de la cuestión de fe) hasta que la ciencia pueda, si puede, demostrar algo. Esta es una interpretación macroscópica de las leyes que gobiernan el mundo cuántico y, como tal, puede ser una barbaridad hacer esa extrapolación. O puede que no, ¿tú qué crees?

Akihabara, la ciudad eléctrica

Akihabara

Akihabara

Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, el área alrededor de la estación de tren de Sobu, en el distrito de Kanda (Tokio), se convirtió en el centro de un floreciente mercado negro de equipos de radio y componentes para ellos, tales como válvulas de vacío. Su posición estratégica, cerca de los muelles, donde los bienes llegaban fluyendo a Japón a través del río Kanda, hizo de sus callejuelas un lugar ideal para el comercio de todo tipo de aparatos eléctricos de la época. Además, allí mismo se encontraba ubicada una escuela fundada en 1907, predecesora de la actual Tokyo Denki University, pretigiosa en estudios de tecnología y donde, antaño, se enseñaban materias técnicas de fabricación eléctrica.

Antes de la guerra, Akihabara ya era un punto de comercio en la zona para infinidad de clases de productos, pero la explosión de la demanda de aparatos electrónicos la convirtió en lo que es hoy: una enorme zona de tiendas para todo tipo de instrumentos electrónicos, desde artilugios inútiles hasta el último de los gadgets más modernos; de enormes almacenes de marca en la avenida principal Chuo Dori a puestillos con artículos de segunda mano y piezas de repuesto en callejuelas más alejadas. Se puede comprar un condensador electrónico o un microondas; una pila o un frigorífico; una resistencia eléctrica o la más actual consola de videojuegos de última generación. Dicen las malas lenguas que el 10% de todas las compras electrónicas de los japoneses se hace en Akihabara.

Comprando cualquier cosa en Akihabara

Comprando cualquier cosa en Akihabara

Los precios suelen ser más baratos que en otros lugares de Japón, pero no esperes encontrar gangas. Eso sí, si hay algo que no localizas en ningún otro rincón del mundo, aquí lo vas a encontrar. Las mejores ofertas se encuentran en las calles laterales, lejos de la avenida principal. Algo que todo extranjero va buscando, aunque sólo sea por curiosidad, y que no se pueden encontrar en ningún otro lugar del mundo, es el asiento de inodoro electrónico típico japonés. La mayoría de las tiendas lo tienen, y se pueden elegir sus características más básicas en función del precio, ya sea con calefacción, con chorro de bidé incorporado, con sensor de proximidad (para tirar de la cadena), lavado automático, apertura y cierre mecánicos o con cuna para el iPod e hilo musical.

Akihabara es también un paraíso para los fanáticos de la telefonía móvil, con todo lo imaginable en modelos de teléfono y accesorios disponibles. Pero sobre todo, Akihabara es el edén de los gamers, donde cada año peregrinan miles de millones de jugones frikis de todo Japón en busca de los últimos títulos disponibles, las últimas consolas, los mejores controladores, etcétera. Los coleccionistas retro deben dirigirse obligatoriamente a la enorme tienda Super Potato, donde se pueden encontrar más de 50.000 juegos de segunda mano a la venta.

Super Potato en Akihabara

Super Potato en Akihabara

En Akihabara es posible tropezarse con proveedores que llevan sirviendo a los clientes desde la época de los equipos de radio, allá por 1940. Y también se pueden hallar las mayores tiendas informáticas de todo el orbe. Es un juego de contrastes increíble y apasionante. De hecho, se dice que, cuando se trata de electrónica, si no se encuentra en Akihabara es que no existe o no está inventado todavía.

Otaku cosplayer en Akihabara

Otaku cosplayer en Akihabara

Y por extensión de todo lo anterior, se puede asegurar que Akihabara es la auténtica meca, no sólo de geeks, sino también de otakus, cosplayers, nerds, frikis y toda clase de componente extraño del fandom japo. Y es que, como la demanda obliga, también encontraremos centenares de comercios especializados en anime, figuritas de acción, manga, hentai, cosplay, ecchi y etcétera y miles de etcéteras. Para estas obsesiones, los japoneses son los primeros de los primeros. Por ende, el barrio es también un manantial y un hervidero de movimientos subculturales japoneses como cosplay, meido kissas, akiba-kei y muchos otros. No es raro ver por la calle a grupos de hombres y mujeres disfrazados de los personajes de su serie anime favorita o del videojuego de moda.

Esta enorme ciudad eléctrica dispone de sitio web propio en inglés, con información práctica para los visitantes. Es fácilmente accesible por metro o Japan Rail y, si lo que deseamos es quedarnos toda la noche, la experiencia no es completa sin pernoctar en un hotel cápsula, donde seremos introducidos en una pequeña habitación un angosto nicho con una cama y un televisor. Para no perdérselo si te pasas por Tokio este fin de semana que viene.

Fuente de imágenes: Kirai – Un geek en Japón.

Honeywell H316: El ordenador diseñado para mujeres

Kitchen Computer

Kitchen Computer

Esta extraña antigualla informática de aspecto grotesco y risible fue lanzada al mercado en 1969 por, la hoy empresa diversificada, Honeywell con el nombre oficial de H316 Pedestal Model. Sin embargo, este popular minicomputador de 16 bits es, sobre todo, recordado por el sobrenombre que le otorgaron los lujosos grandes almacenes americanos Neiman Marcus en uno de sus catálogos: ‘Kitchen Computer‘ (el ordenador de cocina).

Publicidad sexista del H316

Publicidad sexista del H316

A finales de los años sesenta estadounidenses, los reconocidos almacenes Neiman Marcus llevaban hasta sus puertas a los más variopintos clientes a costa de publicitar ideas extravagantes para regalos caros y con mucha ostentación. El Honeywell Kitchen Computer se vendía por 10.600 dólares americanos de la época, pesaba más de 45 kilos y se anunciaba como el mejor computador casero de cocina para que las amas de casa almacenaran sus recetas. Y todo ello con frases publicitarias del tipo “si ella cocinara tan bien como el Honeywell calcula”, “si ella palidece al calcular el precio de la comida, puede programarlo para controlar el gasto familiar” o “¿sus suflés son supremos pero su comida plantea un desafío?”, entre otras lindezas típicas de la época.

En ella es en lo que ha pensado la gente de Honeywell, proseguía la publicidad, a la hora de diseñar el H316 Kitchen Computer. Aprenderá fácilmente a programarlo y, además, recibirá un recetario completo de Helen Corbitt (una reconocida cocinera y autora de libros de cocina de la época) para practicar, un curso de programación de una semana de duración y varias paparruchadas más. La verdad es que este aparato no era tan fácil de programar, pero representó la primera ocasión en la que un ordenador se ofreció como un equipo de consumo, como un electrodoméstico más.

Este machista digital formaba parte de la serie 16 de Honeywell (diseñada por Gardner Hendrie para Computer Control Company, en 1964.), equipos de 16 bits que se utilizaban para la adquisición de datos y el control de los mismos, para la concentración de mensajes remotos o para sistemas de laboratorio clínico y tiempo compartido, entre otros usos. El H316 contaba con 4 KB de memoria RAM de núcleos magnéticos, ampliable a 16 KB, y una frecuencia de reloj de 2,5 MHz. Era un sistema basado en grupos de dos operaciones paralelas, bit a bit, con una longitud de palabra de 16 bits. El conjunto de instrucciones era del tipo de dirección única (SASOS) con registro de índice, y disponía de un hardware opcional para implementar operaciones de suma y resta con números de doble precisión, almacenamiento y carga también de doble precisión y multiplicación y división de números enteros. También proveía de una implementación para operaciones de coma flotante.

Honeywell H316 de pedestal y en rack

Honeywell H316 de pedestal y en rack

Además de la pantalla frontal (imagen siguiente, versión en rack) que montaba el cacharro, con luces e interruptores, el sistema admitía diversos dispositivos de entrada y salida a modo de periféricos, como, por ejemplo, un Teletype Model 33 ASR. La familia de periféricos incluía, entre otros, lectores de tarjetas perforadas, cintas de papel, impresoras de líneas, cintas magnéticas y primitivas unidades portátiles de disco duro de cabeza fija.

Honeywell proporcionó hasta 500 paquetes de software diferentes que podían ejecutarse en el procesador del H316. También se programó un compilador de FORTRAN IV, así como un ensamblador, un sistema operativo de disco y utilidades de sistema y librerías varias. Sin embargo, el Kitchen Computer no fue, para nada, un éxito de ventas. A parte de ser un trasto enorme, carecía (de serie) de teclado y de pantalla, era muy complicado el aprender a programarlo y requería de unas condiciones de temperatura y humedad no aptas para una cocina. Realmente fue un fiasco en ventas.

Panel frontal del Kitchen Computer en rack

Panel frontal del Kitchen Computer en rack

Sin embargo, resulta curioso el gancho de “ordenador para mujeres“, el tema “recetario”, la cocina, el color ¿femenino? del aparato… Aquellos tiempos en los que la igualdad entre sexos era algo que no se escuchaba en las noticias vespertinas ni de casualidad. Momentos en los que la publicidad era sexista al mil por mil, los anuncios de electrodomésticos se diseñaban para mujeres y los de licores y cigarrillos para hombres. Una época que no ha de volver, pero si pudiera tener un H316 Kitchen Computer lo pondría en medio de mi cocina a guisa de adorno superfriki de la muerte. Guiño al canto.

50 de 112«...102030...4849505152...607080...»
eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR