El ‘Tetris’ para Mega Drive: una historia de patentes y derechos

Tetris para Mega Drive

Tetris‘ (publicado en 1984) es un videojuego de lógica que fue ideado y programado originalmente por Alekséi Pázhitnov, en la antigua Unión Soviética, para ordenadores Elektronika 60. Contó con decenas de adaptaciones, versiones y clones en infinidad de consolas, máquinas arcade y ordenadores, enganchando a los jugadores con su adictiva y sencilla combinación de piezas. El éxito fue tal que propició una suerte de carrera por el mercado entre las principales compañías de videojuegos —sobre todo Nintendo, Atari y Sega— para contar con su propia versión en sus respectivos sistemas.

Una de aquellas ediciones fue la desarrollada por Sega para su System 16, una placa de arcade lanzada en 1985, cuya misión final consistía en terminar con un título para Sega Mega Drive, la videoconsola de sobremesa de 16 bits concebida por la compañía nipona y sucesora de la Master System. La intención radicaba en convertir el título soviético en un nuevo éxito mundial, sobre todo a nivel doméstico, pero se encontraron con importantes dificultades. Atari poseía los derechos de explotación comercial de las versiones arcade de Tetris a nivel mundial (una intrahistoria que da para una película), un negocio muy rentable en los Estados Unidos en la época. Estos derechos impedían que otra empresa pudiera realizar ediciones arcade del videojuego de Pázhitnov, obligando a Sega a replantearse su estrategia.

Tetris para Mega Drive

Steve Hanawa, programador, diseñador y representante de Sega of America, consiguió firmar un acuerdo con los responsables de Tetris para que la empresa japonesa llegase a adaptar y producir sus propias ediciones y versiones del título de forma exclusiva para el mercado japonés. Sin embargo, los derechos de Tetris y las sucesivas licencias se convirtieron en un auténtico caos de problemas legales en aquellos años, con infinidad de concesiones no autorizadas a terceros y versiones dudosas. La propia Atari intentó adaptar su versión arcade a NES a través de su división de juegos domésticos, Tengen, un asunto que acabó en una costosa y encarnizada batalla legal que terminó mal para empresa californiana.

Para evitar todos aquellos problemas, se fundó en 1996 una empresa concesionaria, The Tetris Company, encargada de gestionar las licencias con los más variados distribuidores y desarrolladores, evitando problemas de explotación y copias ilegales.

Tetris para Mega Drive firmado

Sega triunfó con su edición arcade de Tetris en Japón y pronto realizó conversiones y ediciones para diferentes piezas de hardware, como la Sega System E o, incluso, para las placas de Taito. Desgraciadamente, su intento de adaptar Tetris a Mega Drive fue una verdadera odisea: el videojuego llegó a desarrollarse para 16 bits pero, al igual que la edición de Atari para los 8 bits de Nintendo, el título fue bloqueado a nivel comercial en Japón.

Con todo y con eso, la empresa japonesa llegó a fabricar al menos 10 cartuchos, convirtiéndose hoy día en el objeto de coleccionista más deseado de la consola de sobremesa. Se sabe que una de estas copias llegó a ser firmada por el propio Alekséi Pázhitnov, alcanzando más de un millón de dólares en una subasta. Y es que, con el paso de los años, el cartucho ganó el estatus de leyenda, convirtiendo a este título de Mega Drive en un algo único dentro del orbe de los videojuegos ochenteros.

5 comentarios a “El ‘Tetris’ para Mega Drive: una historia de patentes y derechos”

Escribe tu comentario

eBook 'retroPLOF!'

retroPLOF!
Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

<script>» title=»<script>


<script>

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies