‘Kung-Fu Master’, el arcade que revolucionó los juegos de artes marciales

'Kung-Fu Master'

‘Kung-Fu Master’

Antes de que el ‘Street Fighter’ de Capcom —sobre todo su segunda parte— transformara radicalmente el universo de los videojuegos de lucha en los salones recreativos de medio mundo, hubo un arcade de artes marciales que reclutó en torno a sí a hordas de adolescentes de una generación, un título portado a prácticamente todos los sistemas de entretenimiento electrónico del momento: ‘Kung-Fu Master‘ (Irem, 1984).

La desarrolladora japonesa creó un beat ’em up de scroll lateral en el que había que patear y golpear a todo lo que se moviera mediante las milenarias artes del Kung-fu chino. El protagonista de nuestra aventura, Keiji Thomas, debía recorrer varios niveles, estructurados en pisos, para salvar a su amada Silvia de las garras del malvado Mr. X. El videojuego fue lanzado inicialmente en Japón bajo el título ‘Spartan X‘ como un guiño a la película de Jackie Chan ‘Los supercamorristas‘ (que se distribuyó como ‘Spartan X’ en Japón); sin embargo, el juego no tiene nada que ver con la trama del film (a excepción del nombre del protagonista y de su novia) y casi recuerda más al final de la película inconclusa de Bruce Lee ‘Juego con la muerte’, con los jefes finales en cada piso de aquella pagoda.

'Kung-Fu Master'

‘Kung-Fu Master’

A través de los cinco pisos de Devil’s Temple, Thomas debe avanzar controlado por un joystick de cuatro direcciones y dos botones de acción (puñetazo y patada) que, en función de la posición del mando, lanzarán golpes estando de pie, agachado o saltando. La máquina (de formato ancho) manufacturada por Nihon Bussan/AV Japan, montaba un monitor CRT en color de orientación horizontal y un único canal de sonido amplificado.

El artífice programador de esta maravilla tecnológica fue Takashi Nishiyama, la persona que también había creado el afamado ‘Moon Patrol‘ de 1982, también para Irem, y quien más tarde diseñaría el ‘Street Fighter‘ de 1987 para Capcom, ello antes de abandonar la compañía para terminar en la división de desarrollo de videoguegos de SNK, programando títulos para Neo-Geo, como ‘Fatal Fury: King of Fighters‘ (1991), ‘Art of Fighting‘ (1992) o ‘Samurai Shodown‘ (1993).

'Kung-Fu Master'

‘Kung-Fu Master’

‘Kung-Fu Master’ terminó en el mercado con versiones para casi todas las consolas y microordenadores ochenteros, como Atari 2600, Amstrad CPC, Apple II, Commodore 64, NES, MSX o ZX Spectrum. Así mismo, ha disfrutado de un montón de secuelas, imitaciones, homenajes y hasta de un papel prominente en la película francesa ‘Kung-Fu Master‘ (1988), en la que se nos presenta un romance entre una mujer de cuarenta años y un joven de sólo catorce, obsesionado éste con el videojuego.

'Kung-Fu Master'

‘Kung-Fu Master’

Hoy día podemos disfrutar de este título en cualquier emulador de arcades o de consolas. También podemos hacernos con una máquina original, pues suelen aparecer en sitios web de subastas de vez en cuando por precios dispares entre 500 y 1500 dólares americanos.

Un gran juego que, a buen seguro, hará las delicias en el recuerdo de los más nostálgicos, aquellos que pasamos horas delante de la pantalla repartiendo porrazos a izquierda y derecha y lanzando patadas voladoras a enemigos, dragones escupefuego y vasijas cerámicas de la dinastía Ming.

'Kung-Fu Master'

‘Kung-Fu Master’

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:







Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies