‘Postal 2’, cuando las tonterías nos las pasábamos por el forro de la corrección política

'Postal 2'

‘Postal 2’

En el año 2003, la compañía estadounidense Running With Scissors, engendra su videojuego ‘Postal 2‘ (formalmente, ‘Postal2‘), una segunda parte del anterior ‘Postal‘, de 1997. Automáticamente, la revista especializada Computer Gaming World le da una puntuación de 0 y, además, reseña que “es el peor producto que se haya impuesto jamás a los consumidores”. El juego se prohíbe en Nueva Zelanda, Australia y Suecia por contenido grosero e inaceptable, micciones sobre personas, violencia de alto impacto, crueldad hacia los animales, homofobia, estereotipos raciales y étnicos, etcétera). Evidentemente, con este currículum el título fue todo un éxito de ventas.

‘Postal 2’ es un videojuego, medio FPS, medio sandbox, en el que el jugador asume el papel de Postal Dude, un hombre pelirrojo, alto, delgado y con perilla de chivo, ataviado con gafas de sol, gabardina de cuero negro y una camiseta gris impresa con la cara de un alienígena. Postal Dude vive en un parque de caravanas en el pequeño pueblo de Paradise (Arizona) con su molesta esposa, a quien no se llega a ver, pero a la que se identifica en los créditos simplemente como “The Bitch” (la puta).

Los niveles del juego se dividen en días de la semana, comenzando un lunes y terminando el viernes. Al comienzo de cada jornada, se nos asignan diversas tareas que realizar; el objetivo es terminar todos los encargos de la semana laborable, pudiendo hacerlo de forma pacífica o no. No existe ninguna razón de peso por la que debamos hacer uso de la violencia, el juego no así lo exige, pero siempre podemos dar rienda suelta a nuestros impulsos más primarios de forma totalmente gratuita, pateando o disparando a animales, quemando colegialas con gasolina, despedazando a hombres con tijeras de podar o haciendo pis sobre ancianos antes de destrozarles la cabeza con un martillo o una pala. Como reza el eslogan del videojuego: “¡Recuerda, es sólo violento como lo eres tú!“.

'Postal 2'

‘Postal 2’

El viernes por la tarde, el último día del juego, se produce el apocalipsis y el colapso de la sociedad tal como la conocemos, con la ley y el orden totalmente derrocados y anulados. Comienzan a caer gatos de un cielo cada vez más oscuro, todos los personajes secundarios en la ciudad se vuelven personas violentas fuertemente armadas y las batallas agresivas al azar estallan en las calles de Paradise. A pesar de ello, Postal Dude regresa a su caravana como de costumbre, donde sólo tiene que escuchar a su esposa recriminarle por qué nunca compró el helado que ella le pidió al comienzo del juego. ‘Postal 2’ termina con un disparo de arma de fuego, suponemos que hacia su mujer, antes de que comiencen los créditos finales.

‘Postal 2’ tuvo cinco expansiones, a saber: ‘Postal 2: Share the Pain’, en la que se incluía modo multijugador; ‘Postal 2: Apocalypse Weekend’, con nuevos mapas y misiones; ‘Postal 2: Corkscrew Rules!’, que fue un spin-off ruso no oficial; ‘Postal 2: Eternal Damnation’, una reconversión total del título; y ‘Postal 2: Paradise Lost’, una extensión para Steam liberada en el año 2015. Asimismo, ha habido hasta cuatro compilaciones, de todo el material junto con material nuevo, en fechas como los aniversarios diez y veinte del juego u otras.

'Postal 2'

‘Postal 2’

Aunque reconocida como una adaptación del primer juego, ‘Postal‘, la adaptación cinematográfica de 2007 —dirigida por Uwe Boll— toma prestados muchos elementos de ‘Postal 2’. En 2013, Boll anunció la segunda película, una producción financiada mediante crowdfunding en Kickstarter, pero el proyecto fue cancelado el 5 de octubre del mismo año.

Para terminar, comentar que en febrero de 2016, Running With Scissors anunció que el juego original se estaba rehaciendo con el nombre de ‘Postal Redux‘, haciendo uso del motor Unreal Engine 4. Este título fue lanzado el 20 de mayo de 2016 para Microsoft Windows a través de Steam. La versión de PlayStation 4 fue cancelada algo más tarde.

'Postal 2'

‘Postal 2’

‘Postal 2’, un videojuego que trajo consigo siempre la polémica y que, a buen seguro, la traerá de nuevo en un futuro, cuando la corrección política y el buenrrollismo socialmente cortés dejen de estar en la palestra mediática de manera tan evidente, sobre todo por sobre el mundo de los videojuegos.

2 comentarios a “‘Postal 2’, cuando las tonterías nos las pasábamos por el forro de la corrección política”

  • […] ‘Postal 2’, cuando las tonterías nos las pasábamos por el forro de la corrección política: “El viernes por la tarde, el último día del juego, se produce el apocalipsis y el colapso de la sociedad tal como la conocemos, con la ley y el orden totalmente derrocados y anulados. Comienzan a caer gatos de un cielo cada vez más oscuro, todos los personajes secundarios en la ciudad se vuelven personas violentas fuertemente armadas y las batallas agresivas al azar estallan en las calles de Paradise. A pesar de ello, Postal Dude regresa a su caravana como de costumbre, donde sólo tiene que escuchar a su esposa recriminarle por qué nunca compró el helado que ella le pidió al comienzo del juego. ‘Postal 2’ termina con un disparo de arma de fuego, suponemos que hacia su mujer, antes de que comiencen los créditos finales.” […]

  • […] ‘Postal 2’, cuando las tonterías nos las pasábamos por el forro de la corrección política: “El viernes por la tarde, el último día del juego, se produce el apocalipsis y el colapso de la sociedad tal como la conocemos, con la ley y el orden totalmente derrocados y anulados. Comienzan a caer gatos de un cielo cada vez más oscuro, todos los personajes secundarios en la ciudad se vuelven personas violentas fuertemente armadas y las batallas agresivas al azar estallan en las calles de Paradise. A pesar de ello, Postal Dude regresa a su caravana como de costumbre, donde sólo tiene que escuchar a su esposa recriminarle por qué nunca compró el helado que ella le pidió al comienzo del juego. ‘Postal 2’ termina con un disparo de arma de fuego, suponemos que hacia su mujer, antes de que comiencen los créditos finales.” […]

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies