“Chuck Norris no tiene ni media hostia”

Pérez-Reverte dixit

Pérez-Reverte dixit

El fin de semana de los días 23 y 24 de octubre del año en curso sucedió algo inusitado en este país, antiguamente llamado España. La red social de microblogging Twitter trascendió las masas digitales para convertirse en noticia en el mundo real de los informativos de toda la vida, los que se disfrutan retrepado en el sofá, con una mano en el mando a distancia y la otra rascándose los huevos.  

El polémico escritor Arturo Peréz-Reverte tuvo la osadía de poner de vuelta y media al ex Ministro de Asuntos Exteriores, Fernando Moratinos, desde su cuenta en Twitter. Y digo que tuvo la osadía no porque le dio la venada de insultar públicamente a un político (cosa que a don Arturo probablemente le importe tres cojones), sino por la que le cayó después desde las trincheras binarias de medio país.  

El académico del sillón T de la RAE, escribió en su cuenta: “Por cierto, que no se me olvide. Vi llorar a Moratinos. Ni para irse tuvo huevos”. Este mensaje revolucionó a la muchedumbre que para por su Twitter, y miles de seguidores comenzaron a contestar a Pérez-Reverte en tiempo real; algunos a favor de su comentario y otros radicalmente en contra.  

En un momento de la noche, la avalancha de los tweet era tal, que el propio escritor tuvo que salir al paso con otro mensaje: “No querrán ustedes dejarme sin cenar. Mi hermano me ha cocinado venado en salsa, macerado un día en vino”. Lo que poco después complementaría con un tweet de los de antología microliteraria: “O el venado, o el puto Twitter”.  

Desde ese instante, la baladronada fue tomada a pecho descubierto por sus seguidores, que aumentaban a cada minuto que pasaba, y llegaron a sumar hasta dos mil más en 24 horas, según el propio Arturo. Los cruces de tweet eran constantes, y el novelista avivaba continuamente el fuego de la controversia con sentencias como “luego Moratinos, gimoteando en público, se fue como un perfecto mierda” o “a la política y a los ministerios se va llorado de casa”.  

Esta actitud, entre chulesca y perdonavidas, que tanto nos gusta a los admiradores de su obra y de su persona, no podía sino terminar acuñando un nuevo término, en formato de hashtag tuitero, que bien puede llegar a acabar por convertirse en un nuevo palabro de la siguiente edición del diccionario de la Academia. Me refiero, por supuesto, a la etiqueta #perezrevertefacts, que algún usuario de Twitter decidió crear durante el domingo y que tanto juego dio hasta el mismo lunes.  

Imaginación al poder

Imaginación al poder

El juego de palabras proviene del no poco conocido fenómeno de Internet (o meme) de los ‘Chuck Norris facts‘, en castellano algo así como hechos o actos de Chuck Norris, que son una suerte de frases cortas que representan al famoso actor norteamericano en todo tipo de situaciones en las que se le otorgan cualidades sobrehumanas, hiperbólicas y absurdas en concepto de actitud, virilidad, sofisticación o masculinidad.  

Los ‘Chuck Norris facts’ comenzaron a aparecer en Internet allá por el año 2005. Algunos ejemplos como “Chuck Norris no duerme, espera”, “Chuck Norris ha contado hasta el infinito; dos veces”, “si Chuck Norris llega tarde, más le vale al tiempo ir más despacio” o “Chuck Norris es el único hombre que ha ganado un partido de tenis contra una pared de ladrillo” pueden ser representativos de lo que este fenómeno representa, que se ha extendido por todo el mundo y ha llegado a la piel de varios famosos.  

Aquel fin de semana de octubre, Arturo Pérez-Reverte se convirtió en nuestro Chuck Norris nacional, y los ‘Pérez-Reverte facts’ nacieron para quedarse. Twitter comenzó a vomitar ingeniosas notas como “a Pérez-Reverte el BIC naranja le escribe normal”, “los de Wikileaks no tiene cojones a publicar la lista de la compra de Pérez-Reverte”, “a Pérez-Reverte le funciona la web de Renfe siempre”, “a Pérez-Reverte las multas de tráfico le multiplican los puntos” o “Pérez-Reverte hizo soplar a un Guardia Civil que le paró en un control de alcoholemia”, entre otros cuantos miles de tweet que recogieron todos los #perezrevertefacts. Algo parecido a lo que hacen con El Hombre de Negro en el programa El Hormiguero; aquí nadie ha inventado nada.  

La noche dio para mucho, y los que allí estuvieron al pie del cañón aseguran que el que se lo perdió porque su plan fue dormir, pasear al perro o ir a su propia fiesta de cumpleaños, dejó de asistir a la noche tuitera más memorable de todos los tiempos.  Existe un archivo en formato PDF que recoge muchos de los facts de esa noche.

El señor Pérez-Reverte parece que optó finalmente por dedicar su tiempo (y su estómago) al venado en salsa, y en las trincheras del microblogging se esperaba su respuesta con una mezcla de expectación, recelo y nerviosismo adolescente. Un usuario llegó a comentar “cuando Pérez-Reverte vea los #perezrevertefacts, de aquí no sale viva ni la puta ballena”.  

Esa misma noche, Telecinco había programado el comienzo de su miniserie ‘Felipe y Letizia’, la TV movie sobre el noviazgo de los Príncipes de Asturias, y el cachondeo cambió de tercio. Pero, al final, ambas etiquetas terminaron por mezclarse, alumbrando algunos tweet tan ingeniosos como este: “Pérez-Reverte está ahora viendo #felipeyletizia. Mañana se pondrá a buscar al último Austria para limpiar esta ofensa #perezrevertefacts“. Una noche memorable.  

El lunes, a última hora de la tarde, Pérez-Reverte se conectó a su Twitter, y lo que muchos pensaron que sería un ataque de cólera con andanadas de cañonazos a babor y estribor, se reveló todo lo contrario. El corsario resultó ser un marinero cachondo que se unió al jolgorio parodiándose a sí mismo y participando de los ‘Pérez-Reverte facts’ como uno más. De antología también su tweet en el que decía “Chuck Norris no tiene ni media hostia”, haciendo referencia al fenómeno compartido por ambos y, por supuesto, exaltando su fact por encima incluso de los del actor marcial.  

Se puede decir más alto, pero no más claro

Se puede decir más alto, pero no más claro

Otros mensajes dejaban más que clara su disposición a divertirse con este asunto: “Como diría Rovert Duvall en Apocalypse Now, Chuck Norris no hace surf”, “Cualquier comparación con Chuck Norris es insultante…”, “Esto es mejor de mi caricatura en Muchachada Nui. Si lo llego a saber, lo insulto mucho antes”.  

Los #perezrevertefacts fueron trending topic de Twitter durante varias horas. Algunos medios de comunicación malinterpretaron (sin conocerlo o a sabiendas de ello) estos cruces de tweet entre la Red y Arturo Pérez-Reverte, llegando a decir que la comunidad internauta se levantó contra el escritor cartaginés por haber insultado al ministro, o que los usuarios de Twitter se burlan de los famosos con este tipo de etiquetas, y otras chorradas varias. Esto demuestra la mala información que tienen algunos de lo que se cuece en las redes sociales, o la mala hostia que les canta

El que desee leer el completo seguimiento de aquella noche, con imágenes de los tweet originales, puede hacerlo a través de la entrada correspondiente en el blog de el diario El País Trendig Topics, de Delia Rodríguez. 

Pérez-Reverte supo demostrar que es capaz de reírse de sí mismo y, de paso, se curró una campaña de marketing en una noche que ni la mejor de las editoriales. Además, ya sabemos todos que Twitter se escribe con ‘T’ en honor a la silla que ocupa Pérez-Reverte en la RAE #perezrevertefacts :-).

4 comentarios a ““Chuck Norris no tiene ni media hostia””

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies