De biorritmos, años ochenta y códigos escritos en BASIC

'Biorritmos', el programa

‘Biorritmos’, el programa

“¿Sabía usted que en su vida existen una serie de movimientos cíclicos entre los cuales se desarrollan los años de su existencia?” Así comenzaba el artículo del primer número de MicroHobby en el que se proporcionaba un listado con un pequeño programa para ZX Spectrum que era capaz de calcular tus biorritmos. Hablamos de noviembre de 1984.

Empecemos por el principio y, cuando lleguemos al final, nos paramos. Los biorritmos constituyen un intento pseudocientífico de predecir diversos aspectos de la vida de un individuo mediante el uso de cálculos matemáticos sencillos. Fue algo que en los años ochenta españoles (setenta en otros países) no es que se pusiera de moda, es que se convirtió en una auténtica obsesión enfermiza para la mitad de la población.

Sinusoides de los biorritmos

Sinusoides de los biorritmos

Según los creyentes en los biorritmos, la vida de una persona se ve determinada por ciclos biológicos rítmicos que afectan a la capacidad de cada uno en distintos terrenos, como el mental, el físico o el emocional. Estos ciclos son representados por curvas de ondas senoidales conforme a tres ciclos principales: el físico (de 23 días), el emocional (de 28 días) y el intelectual (de 33 días).

Por aquella época, multitud de revistas comenzaron a parlotear y parlotear de los biorritmos, de lo importantes que resultaban para nuestra vida, de lo imprescindible que era tenerlos en cuenta y blablá, blablá, blablá. Regalaban cartoncillos que hacían las veces de calculadora de ritmos biológicos: moviendo dos pestañitas y haciéndolas coincidir con tu día de nacimiento y con el día en curso, el invento te proporcionaba tus rachas de óptima y pésima suerte.

Como era de esperar, el mundo de la tecnología ochobitera no podía dejar pasar por alto aquel filón, y los programadores en ciernes de la época se afanaban en desarrollar pequeñas piezas de software que calcularan nuestros biorritmos. Las fórmulas matemáticas son bien sencillas, la verdad, por lo que el algoritmo informático no debió causar demasiado dolor de cabeza a aquellas máquinas lentas y torpes de entonces.

'Biorritmos' en MicroHobby

‘Biorritmos’ en MicroHobby

Las ecuaciones que rigen los tres ciclos principales son: para el ciclo físico (1); para el emocional (2); y para el intelectual (3). Las tres en función de PI y en función de una variable t que especifica el número de días transcurridos desde el nacimiento de la persona.

(1)

(2)

(3)

La revista MicroHobby de la época salía a la parrilla kioskera con un número que tenía que romper moldes y rebosar ventas, con una memorable ilustración de Ponce en la portada y listados de Spectrum en su interior para teclear en casa y generar programas como churros y sin esfuerzo mental. Uno de aquellos listados que MicroHobby llevaba en su primer número fue, precisamente, el de un programita para calcular los biorritmos.

Pantalla de presentación de 'Biorritmos'

Pantalla de presentación de ‘Biorritmos’

Yo creo que es tan famoso aquel listado para teclear como el propio número inicial de MicroHobby. Ubicado en la sección de ‘Programas de Lectores’ (curioso, cuando era el primer número de la revista) y desarrollado por un tal Alvaro J. Gómez, ‘Biorritmos‘ comenzaba con una sencilla pantalla de presentación para, a continuación, pasar a preguntar por la fecha de nacimiento del individuo en cuestión (día, mes y año). Seguidamente, solicitaba también día, mes y año de la consulta, es decir, el actual (el del momento). Aquellos nostálgicos cacharros no sabían ni la fecha ni la hora vigente.

Una vez introducidos los distintos campos y verificados, el programa tarda unos segundos (el tiempo corre en función de los años que tengamos) en escupir los ansiados resultados: nuestra edad en días y todos los detalles respecto a nuestros ciclos biorrítmicos, semiciclos, alzas o bajas y momentos críticos o semicríticos. ¡Magia!

Listado de 'Biorritmos' (clic para ampliar)

Listado de ‘Biorritmos’ (clic para ampliar)

El listado del programa (imagen anterior) es bastante ingenioso para la época. Resulta curioso (y un poco complicado para nuestra mente actual de programadores estructurados) seguirlo con sus saltos adelante, sus vueltas hacia atrás, sus idas y venidas y su ajetreo mareante. Pero es cortito y merece la pena comprobar cómo se las ingenia para calcular el número de días del mes, si es tu cumpleaños o no, cómo realiza un control de excepciones básico que utiliza para saber si las fechas están bien introducidas o el cálculo que hace de los días positivos y negativos. Años bisiestos no tiene en cuenta, y es que sería demasiado pedirle a nuestro pequeño gomas de 16 o 48 kas.

Si queremos disfrutarlo desde un emulador, también podemos vía formato TAP, cómo no.

En fin, todo un lujo para la época. Uno de los primeros listados del número 1 de la revista más legendaria sobre las máquinas de 8 bits. ¿Qué más se puede pedir? Bueno, que lo de los biorritmos esos funcionara, pero me temo que no tiene mucho fundamento científico; vamos, ninguno. Pero mola.

2 comentarios a “De biorritmos, años ochenta y códigos escritos en BASIC”

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR