El sistema Lynce para contar manifestantes

Ojo de 'lynce'

Ojo de 'lynce'

Tras la resaca de la huelga general de ayer, las estadísticas sobre seguimiento y apoyo de la misma nos invaden desde todos los frentes. Los datos más relevantes siempre suelen ser los referidos a la asistencia a las multitudinarias manifestaciones que se producen en estos casos. Así como los convocantes de las concentraciones tienden a inflar el número de asistentes, los contrarios al evento suelen contar bastantes menos de los que realmente hay. Esto provoca un aluvión de cifras sin sentido que confunde al ciudadano y provoca un sentimiento de rechazo hacia ambas partes. ¿Por qué nos mienten unos y otros? ¿Qué quieren conseguir?

Desde 2009 existe una empresa que ha desarrollado un sistema de medición de aglomeraciones totalmente pionero en el mundo. Lynce es una compañía vasca dedicada a contabilizar asistentes a manifestaciones y otras aglomeraciones humanas, mediante el tratamiento informático de imágenes fijas y en movimiento.

El sistema tecnológico de cómputo de participantes en aglomeraciones con que cuenta el Proyecto Lynce utiliza una tecnología informática basada en la detección y escrutinio automático individual que ofrece como resultado una medición “persona a persona”, no una estimación. Lynce es en realidad un plug-in para un software de retoque fotográfico (no lo especifican, pero probablemente sea ese tan famoso que tú y yo conocemos) que se encarga de contar una a una todas las cabecitas que aparecen en una gran foto cenital de una manifestación.

El proceso es sencillo, pero laborioso. Cuando se convoca un evento de este tipo, los chicos de Lynce apostan cámaras de vídeo de alta definición (Full HD 1080) en edificios altos cercanos al paso de los manifestantes. Asimismo, se sirven de un globo dirigible o zepelín para realizar entre 300 y 600 fotografías cenitales de toda la marcha en formato RAW de alta resolución. Por último, también hacen uso de fotógrafos a pie de calle que toman imágenes del ambiente, evalúan la densidad de asistencia y acuden a las zonas que pudiera no barrer el zepelín.

Una vez realizado en trabajo de campo, se selecciona una serie de imágenes representativas de cada zona que conforman un enorme mosaico del total de calles y plazas ocupadas por los manifestantes en el momento de mayor asistencia. Es entonces cuando, en un primer conteo, el software Lynce entra en acción, individualizando y numerando a todas y cada una de las personas que aparecen en la inmensa fotografía.

Tras este primer análisis se realiza un segundo proceso de control de calidad. Este procedimiento es totalmente artesanal o manual, y consiste en revisar el trabajo hecho por Lynce para evitar los falsos positivos y/o los falsos negativos producidos, por ejemplo, porque no se contabilizó a alguien no muy nítido detrás de una pancarta o porque una sombra, un arbusto o un globo fue numerado como si de una persona se tratara.

Lynce ofrece siempre una estimación de error al alza en cada medición, es decir, una horquilla que comprende desde el valor obtenido hasta otro que es un tanto porcentual mayor. Este error al alza se aplica en los cálculos por la posibilidad de que un porcentaje de los participantes en una aglomeración puedan haber quedado ocultos al sistema de captación de imágenes bajo árboles, toldos o mobiliario urbano, entre otros.

La empresa que ha desarrollado y explota el sistema Lynce dice carecer de cualquier sesgo político y dedicarse única y exclusivamente a contabilizar científicamente asistentes a aglomeraciones con el objeto de ofrecer a los organismos datos reales y fehacientes de sus mediciones. Algunos ya se han mostrado claramente ofendidos por los resultados de Lynce, ridiculizándolos. Y es que a los que organizan las concentraciones pocas veces les gusta escuchar la verdad.

En web de Lynce se pueden consultar los datos de las últimas manifestaciones, huelgas y aglomeraciones varias a las que han asistido (así como fotos de alta resolución, vídeos, itinerarios, etcétera), y se pueden, también, comparar con los ofrecidos por los organizadores, el gobierno, las distintas policías o diarios nacionales. La verdad es que las diferencias asustan un poco.

Con respecto a los datos de la manifestación realizada ayer en Madrid en el marco de la huelga (que ya se encuentran colgados en su sitio web), Lynce ha arrojado una asistencia de 17.228 personas, con una estimación de error al alza de un 15%. Este estudio, encargado a la empresa por la agencia EFE, refleja la poca verosimilitud de otras estimaciones, ya que los sindicatos organizadores hablan de una concurrencia de 500.000 personas y la policía de 40.000. Es lo que diferencia a la ciencia exacta y la tecnología del proceso estadístico de estimación “a huevo” que hacen todos los demás.

La agencia EFE y Lynce tienen suscrito un contrato de servicio desde 2009 para cubrir grandes eventos y recabar datos reales. Lynce es muy raro que se equivoque, ya que lleva aparejada la matemática informática y la revisión de un ojo humano sobre una gran imagen real de los actos. Desde ahora, pues, fíate sólo de los datos que emita EFE sobre la asistencia a manifestaciones, aglomeraciones y conciertos de David Bisbal. Está detrás Lynce con su ojo de ídem.

6 comentarios a “El sistema Lynce para contar manifestantes”

  • Santiago34:

    Interesante me parece. Haber cuando lo instauran en Venezuela para contar como debe ser el conteo.

  • De 17.220 a 500.000 hay un pequeño gran salto no? no se habrá exagerado algo? 😛

    Saludos,
    El Pibe de Sistemas

  • shackur:

    veo muchísima diferencia hasta con los que dan los valores más bajos (lo menos interesados en que el evento sea un éxito) dan una aproximación del doble de la del sistema lynce, sin citar los de 10 a 20 veces más en caso de los organizadores.

  • Daniel:

    Ufff… A mi Lince me da poquísima confianza. El software puede ser todo lo exacto que quieras, pero ellos eligen dónde y a que hora hacen las fotos.
    Lo que ocurrió en la manifestación de Barcelona fue de juzgado de guardia… y me hace pensar que sus datos están muy sesgados por filias políticas.

  • je:

    lynce en esta huelga ha demostrado que también puede ser sesgado desde el momento que realiza el conteo a las 20.30 en lugar de a la hora de inicio a las 18.30 que es cuando mayor numero de personas había (perfectamente 2 o 3 veces más que a las 20.30 porque muchos según iban llegando a sol se marchaban). es más el globo aerostático ni siquiera estaba presente en el inicio de la manifestación, apareció más tarde encima de cibeles (que por cierto en las aceras estaba totalmente saturado de gente)

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Ojo de ‘lynce’ Tras la resaca de la huelga general de ayer, las estadísticas sobre seguimiento y apoyo de la misma nos invaden desde todos los frentes. Los datos más relevantes siempre suelen ser los referidos a la asistenc…..

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR