Las normas de seguridad más cachondas de la historia de la informática

En 1981, la empresa Elephant Memory Systems de Massachusetts (EE. UU.) comercializaba disquetes informáticos de todo tipo. El nombre de la compañía hacía alusión a la creencia popular de que los elefantes nunca olvidan, sugiriendo así la calidad de sus productos. Y es que estos tipos eran unos traviesos y unos parranderos. Hartos de las convencionalidades en los textos de las instrucciones de seguridad de los discos de la época, se les ocurrió la brillante idea de redactar algo como lo que podemos ver en la imagen que acompaña a esta entrada.

Proporcionamos, a continuación, la traducción al castellano para aquellos que no dominen la lengua de Donald Trump, aunque es bastante sencillo de comprender.

Disquete de Elephant Memory Systems (clic para ampliar)

Disquete de Elephant Memory Systems (clic para ampliar)

NO OLVIDAR NUNCA.

Aunque creemos que garantizamos sus discos Elephant Memory Systems para cumplir o superar todos los estándares de la industria, no podemos prometer que vayan a conservan la memoria para siempre, a menos que tú prometas que siempre vas a hacer (o no hacer) las siguientes cosas:

1. NO TOQUES LAS PARTES BRILLANTES. (Las ranuras o puntos “de plástico” a la vista que se muestran a través del revestimiento de papel negro). Y no las toques con nada. Son vulnerables a las huellas dactilares, al polvo, a los derramamientos de de café, a la ceniza de los cigarrillos, a los estornudos y, tal vez incluso, a las miradas sucias. La mejor forma de evitar tocarlos, es mantener los discos dentro de sus fundas protectoras siempre que no se estén usando.

2. NO LOS FUERCES EN SUS RANURAS. Acomódalos suavemente dentro de sus unidades, por lo que no deben doblarse, rayarse o, de lo contrario, pueden lastimarse.

3. TEN CUIDADO CON EL MAGNETISMO. La “memoria” del disco proviene de una disposición crítica de minúsculas partículas magnéticas en la superficie del mismo. Por lo tanto, exponer el disco a un contacto cercano con cualquier tipo de campo magnético (como los que puedes encontrar alrededor de los televisores, de los motores eléctricos que hacen girar ventiladores, de máquinas de escribir, de aparatos de aire acondicionado, etc., así como de las bobinas de la mayoría de altavoces) puede arruinar definitivamente el orden de las partículas, y el disco va a terminar o con amnesia o con locura.

4. MANÉJALOS COMO UN CRISTAL. Lo que significa que no los dobles, no te sientes sobre ellos, no dejes caer cosas sobre ellos, no los utilices para calzar patas de mesas, etc. Si lo haces, ellos tendrán rencor hacia ti.

5. MANTENLOS CÓMODOS. Lo que significa entre 50º F y 125º F (10º a 52º Celsius). El calor o el frío intenso pueden causar pérdidas de memoria o sensible debilitación. Como generalización, piensa que si la comodidad de la habitación es suficiente para ti, es más que suficientemente cómoda para tus discos.

6. SI ES IMPORTANTE, CÓPIALO. Seamos realistas: la información en el disco, por lo general, vale la pena mucho más que el precio del propio disco. (Hacen falta muchas horas-persona para recrear la información almacenada, además de lo que podría costar algo como si el archivo de la totalidad de tus cuentas por cobrar se “olvidara” repentinamente). Así que, por todos los medios, si los datos son valiosos, haz una copia del disco y guárdalo en un lugar seguro, como una caja fuerte o una cámara acorazada a prueba de fuego.

¡Simplemente brillante!

1 comentario a “Las normas de seguridad más cachondas de la historia de la informática”

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR