‘Climbing Retro’ es difícil de cojones

El icono del maldito juego

El icono del maldito juego

Bienvenido a la pesadilla más jodida de tu existencia jugona. Dicen las malas lenguas que el catalán Domènec Claret, desarrollador videojueguil en ratos libres (‘Project Adventure Game: The Cycle of the Cave‘, ‘Sticker World‘ o ‘Ten Free‘), programó este tormento a instancias de su propia hija que le “pidió un juego de controles sencillos y de ir saltando para arriba”.

En aquel momento, a este torturador no se le ocurrió otro martirio que desarrollar ‘Climbing Retro‘; según él mismo, se puso a ratos y, ya de paso, le quiso dar un toque retro al más puro estilo Game Boy. Y la verdad es que el resultado es un título amable, de manejo sencillo, divertido y simplón, pero su hija creo que no le habla desde hace semanas.

Desde luego el juego es muy retro, y no sólo por su aspecto visual: únicamente dispones de una vida (con matices); no existen puntos de control desde donde volver a empezar; si te mueres te mueres, jódete; y, además, lleva aparejada una dificultad tan bestial, sádica, irracional e inhumana, que recuerda muy mucho a retrojuegos salvajes del tipo ‘Abu Simbel, Profanation‘ (Dinamic, 1985), ‘Livingstone, supongo‘ (Opera Soft, 1986) o ‘Battletoads‘ (Rare, 1991).

Inicio del maldito juego

Inicio del maldito juego

‘Climbing Retro’ (sólo para dispositivos Android) tiene como objetivo conseguir la más alta puntuación, que, gracias a todos los cielos, queda guardada y reflejada en cada partida. Por lo tanto, el reto consiste en la propia superación continua. Pero como eso no sería suficiente para enganchar a un ser humano, también disponemos de un ranking global de puntuaciones vía Servicios de Google Play que nos mantiene en una constante pugna por el éxito y la superación social.

Por cierto, y no es por alardear, servidor de ustedes se encuentra ahora mismo en el puesto número 5 de la calsificación mundial, justo por encima del condenado autor del juego. ¡Chúpate esa! Aunque es más que posible que esto cambie en breve, porque la semana pasada estaba el cuarto y la anterior el tercero. Así que…

El caso es que la dificultad es tal, que el mayor puntuador (permítaseme el palabro) actual sólo ha conseguido 6.800 puntos, algo que parece de risa cuando con cada salto se suman 100 al bote y con cada candado abierto 600. Pues sí, es de risa, es para descojonarse vivo, pero es así.

Y es que ‘Climbing Retro’ es tan jodidamente difícil, que alcanzar una buena puntuación, incluso con la práctica diaria, se convierte en una misión prácticamente inasequible. Los saltos se complican a cada segundo, aunque es fácil terminar cogiéndole el puntito a la dirección y a la potencia; la velocidad aumenta muy paulatinamente y no resulta un problema grave; los pinchos no llegan a convertirse en una gran preocupación, aunque algunos están puestos a muy mala hostia; pero la bola de fuego, esa puta bola de fuego que parece estar programada para perseguirte y joderte el día a ti y sólo a ti, esa bola es despiadada, implacable y sanguinaria.

La puta bola de fuego del maldito juego

La puta bola de fuego del maldito juego

Las veces que he estado a punto de estrellar el teléfono contra el suelo han resultado en un número directamente proporcional a las ganas de seguir jugando. Es como esa perversión, ese sadismo masoquista que te obliga a seguir inyectándote los bits directamente en vena mientras los odias progresivamente hasta niveles indefinidos e inagotables.

En fin, si lo que te gusta es sufrir, descarga el juego; si no te gusta pasarlo mal y tienes miedo a la ansiedad, a la angustia y al desasosiego, descárgalo también, porque la liberación de adrenalina al ver caer tu smartphone desde un quinto o sexto piso no se paga con dinero y sanará todos tus males.

Yo te maldigo, perverso señor Claret.

3 comentarios a “‘Climbing Retro’ es difícil de cojones”

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR