Universos paralelos (y otras idas de olla)

Universos "para lelos"

Universos “para lelos”

Artículo original para teknoPLOF! de Andoni Talavera Préstamo

Si sois aficionados a la astrofísica, o bien simplemente personas inquietas que estáis al día de las noticias de ciencia en general, probablemente hayáis oído hablar, desde hace unas semanas, acerca de un descubrimiento relacionado con el origen del universo. No es la intención de esta entrada analizar los pequeños pormenores teóricos, porque ya se ha escrito largo y tendido durante toda la semana, y bastante mejor de lo que haría un servidor. El propósito es explicar la sutil diferencia que existe entre la posible implicación científica de este descubrimiento y la ida de olla de algunos magufos. Vayamos por partes.

Lo que se ha descubierto en sí, es que los datos recogidos por el BICEP2 desde el polo sur muestran modos B en la polarización del campo de fondo de microondas. ¿Y esto qué significa? ¿Resulta un tema aburrido? No lo creo, porque lo que mola de verdad es que, si esto es cierto, existe una gran probabilidad de que existan universos paralelos. ¿¡Universos paralelos!? ¿Fantasmas, lugares de yos alternativos donde soy rico y famoso? Para, para. Sí, universos paralelos, pero no de los que te intentaría convencer el mismísimo Sandro Rey, no.

Con el descubrimiento del pasado mes se viene a confirmar una teoría que explica una fase sucedida durante la formación del universo, conocida como fase inflacionaria. Cuando todo, digamos, reventó, el universo se expandió a mayor velocidad que la luz aumentando millones de veces su tamaño (algo parecido a pasar del tamaño de un balón a una esfera que abarque la Tierra y la Luna juntas). Y todo ello en una trillonésima de segundo.

Lo importante de esta teoría es que la mayor parte de los modelos que la predicen llevan consigo bajo el brazo otra implicación: del Big Bang no sólo salió nuestro universo, sino muchos otros más. Por lo tanto, estamos en un momento en el que, tras su confirmación, tendríamos delante una alta probabilidad de vivir en lo que se conoce como multiverso.

En realidad, multiverso y universo paralelo se refieren a conceptos algo diferentes. Multiverso es un término usado para definir los múltiples universos existentes, según las hipótesis que afirman que existen universos diferentes al nuestro propio. Como universo paralelo se entiende el nombre de una hipótesis física en la que entran en juego la existencia de varios universos o realidades relativamente independientes. El matiz es muy pequeño.

Para seguir ahondando en el tema que nos ocupa, veamos, pues, qué entienden los científicos por un universo paralelo como tal. Podemos distinguir tres tendencias.

UNIVERSO PARALELO NÚMERO 1

Como burbujas en el agua

Como burbujas en el agua

Imaginaos en la playa o en la piscina. De repente, dais un manotazo al agua en calma y al momento salen cientos de burbujas. Pues esto es exactamente lo que plantean muchas de las teorías del Big Bang. Resulta que nuestro universo pulula en unas “membranas” (Teoría M) a través de unas dimensiones superiores desconocidas para nosotros. En esos bailes de membranas flotantes, éstas a veces chocan entre ellas, y aquí es donde se lía parda. Esos choques dan como resultado un sinfín de burbujas, cada una de ellas con un universo dentro de sí.

Todas las burbujas no son iguales, como las del agua, y cada una lleva un “camino” diferente. Estos caminos hacen que en unas burbujas las constantes físicas sean mayores, en otras burbujas menores, que en algunas se forme materia, en otras no, etcétera. Todo un infinito de posibles universos con infinitas distintas propiedades con respecto al nuestro. Cada burbuja, un universo distinto, un universo completamente aislado de los otros; sin que nosotros podamos interaccionar con ellos y sin que lo que pase en ellos nos afecte a nosotros.

Entonces, si están ahí, ¿puede haber vida en su interior? Efectivamente, entre tantas otras posibilidades, seguro que existe alguno con nuestras mismas características y por tanto, donde haya podido evolucionar la vida. Asimismo, en muchos otros puede que también, pero quizá basada en otras leyes de su universo que desconocemos por completo.

¿Y no se pueden ver? No, lo siento, de verdad; ni viajar a ellos. En muchos probablemente ni siquiera existan nuestras tres dimensiones, o el tiempo, así que mejor olvídate. ¿Su detección es, entonces, meramente teórica? Pues la verdad es que no. Lo cierto es que, si aquello de las burbujas sucedió, se supone que debe de haber membranas como las nuestras flotando en otras dimensiones, y se ha ideado un modo de identificarlas. El proceso se refiere a captar el momento en el que una partícula aparece en nuestro universo y, después, se desvanece sin más y sin dejar rastro, obteniendo como única posibilidad el que haya viajado a otra dimensión.

Ello es, si este descubrimiento nos lleva a la existencia de esas magnitudes, ¿es verdad, pues, lo de los fantasmas que nos visitan desde “otras dimensiones”? Pues no, no, por Dios.

UNIVERSO PARALELO NÚMERO 2

Múltiples universos

Múltiples universos

Vale, entonces tenemos claro que después del choque, éste provocó muchas burbujas, cada una un universo con sus propias leyes, condiciones, inicios y finales. Ahora piensa en una de esas burbujas. ¿Podemos identificar toda la burbuja al completo?, ¿vemos su interior? Desgraciadamente no, no podemos.

Para ver nosotros algo (lo que sea), su luz debe llegar hasta nuestros ojos. Si tú me tiras una pelota a 1 m/s, y yo corro como una tortuga, tu pelota me golpeará. Pero si corro a 2 m/s tu pelota nunca me alcanzará. En este ejemplo, los fotones que llegan hasta nosotros para que podamos ver serían las pelotas. El universo comenzó su andadura hace 13.800 millones de años, por lo tanto, la luz “sólo” ha dispuesto de ese tiempo para viajar hasta donde nosotros. Si algo está ubicado más lejos, aunque exista, no lo veremos nunca, porque su luz no nos ha llegado aún y para nosotros no existe. Esto hace que vivamos con un horizonte máximo; más allá de él no vemos qué hay.

Esta interpretación se denomina Burbujas de Hubble y lo que determina es que existen zonas límite dentro de nuestro propio universo hasta donde nos da la vista. O sea, ¿son estas dimensiones las de mi otro yo alternativo y esas cosas? No, tampoco. El universo de este segundo supuesto es el mismo en el que tú vives, con las mismas reglas, las mismas restricciones, las mismas leyes.

UNIVERSO PARALELO NÚMERO 3

Hablaremos ahora, pues, de esos universos paralelos de los que tanto esperas escuchar novedades. Eso sí, desde el estricto lado de la ciencia. La idea de estos “universos paralelos” fantasmagóricos proviene de la física cuántica y de la imposibilidad de determinar una medida de manera absoluta (como afirma la paradoja del gato de Schrödinger). Los sistemas cuánticos existen en todas sus probabilidades hasta que se interacciona con ellos, haciendo que el sistema colapse en una de esas posibilidades y tan sólo seamos conscientes de ella como la  única que se muestra en nuestro universo.

El gato de Schrödinger

El gato de Schrödinger

Según esta teoría de universos paralelos, cada vez que alguien toma una decisión, su universo se desdobla en cada una de las distintas posibilidades. Teniendo en cuenta la inmensa cantidad de posibilidades que hay a lo largo de la vida, y el maravilloso efecto mariposa, es posible que en un universo desdoblado del tuyo hace mucho tiempo, ahora seas un maravilloso y afamado jugador de fútbol profesional que gana millones y millones de euros al día. La pena es que a ti te ha tocado ser consciente tan sólo de este desdoble universal, en el que eres un pobre desgraciado que intentas ganarte la vida escribiendo un blog (en fin).

¿Es todo esto verdad? Cada uno que crea lo que quiera (entramos en el farragoso terreno movedizo de la cuestión de fe) hasta que la ciencia pueda, si puede, demostrar algo. Esta es una interpretación macroscópica de las leyes que gobiernan el mundo cuántico y, como tal, puede ser una barbaridad hacer esa extrapolación. O puede que no, ¿tú qué crees?

2 comentarios a “Universos paralelos (y otras idas de olla)”

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR