Dos proyectos subversivos y rebeldes con muy buena pinta

¡Manifiéstate!

¡Manifiéstate!

El mundo de los juegos de vídeo tiene, de vez en cuando, puntos de inflexión que hacen tambalear las bases de la industria y zigzaguear las sendas típicas del movimiento videojueguil. Salirse del camino impuesto puede costarte la vida pública, pero también te puedes hacer de oro (del que brilla de verdad).

Y es que no todo es disparar a los malos, adelantar a los lentos, comandar hordas de soldados rabiosos por colonizar o, porque no, dar saltitos por la melindre y la ñoñería piruletera color de rosa. Existen determinados videojuegos que salen al mercado y revolucionan el panorama; ha ocurrido siempre y seguirá ocurriendo.

Desde los primeros juegos eróticos de 8 bits, como ‘Softporn Adventure‘ (1981) u otros muchos, pasando por ‘Skool Daze‘ (1984) y hasta nuestros días, muchos han sido los títulos irreverentes, polémicos y controvertidos. Podríamos nombrar una jartá (como dicen por ahí abajo), pero vamos sólo a enumerar algunos: ‘Chiller‘ (1986), muy gore;177‘ (1986), persecuciones sexuales y violaciones; ‘Wolfenstein 3D‘ (1991), ideología nazi por doquier, sangre y violencia a raudales; ‘Phantasmagoria‘ (1995), imágenes explícitas de asesinatos y violaciones; ‘Duke Nukem 3D‘ (1996), violencia y machismo a partes iguales; ‘Grand Theft Auto‘ (1997), la violencia con la que podemos actuar, los robos, la posibilidad de contratar prostitutas o la de agredir a viandantes es sólo una ínfima parte de las quejas que ha tenido este juego; ‘Postal 2‘ (2003), el videojuego más salvaje que jamás se ha creado, según lo definieron en su momento; o, para terminar, ‘Manhunt‘ (2003), una auténtica maravilla del gore, con cierto toque de cine snuff en su aspecto visual, que encendió las alarmas de lo correcto y lo sano.

Hay muchos, muchos más, por supuesto. Y cada vez más originales. Si en el mencionado ‘Skool Daze’ para máquinas de 8 bits nos convertíamos en Eric, un estudiante gamberro con el objetivo de robar sus notas de la sala de profesores de su colegio, hoy os presentamos dos incívicos títulos que se encuentran aún en proyecto, dos videojuegos ambientados en manifestaciones y revueltas callejeras. Uno es ‘RIOT‘, un título estadounidense; el otro es ‘Manifiest‘, un videojuego español de código abierto.

RIOT‘ se presentó mediante una campaña de crowdfunding en IndieGoGo a principios del año 2013. Esta campaña ya ha concluido, evidentemente, y ha llegado a conseguir la friolera de 36.139 dólares, un 241% más de los 15.000 que se solicitaban. El proyecto continúa en desarrollo, y podemos seguir sus avances en su web y en su blog, así como a través de las redes sociales más importantes.

'RIOT'

‘RIOT’

Basado en hechos reales, en este juego, pixelado y de aspecto antiguo, nos podremos poner bajo el prisma de dos perspectivas: la de las fuerzas del orden que protegen a los dirigentes o la de los manifestantes que quieren exigir sus derechos y derrocar al poder establecido. Fuego y cristal, explosiones, cócteles molotov contra los antidisturbios, coches policiales por los aires, saqueos, estrategia y lucha callejera; el simulador perfecto de manifestaciones violentas. Todo ello empaquetadito para iOS, Android, PC (Windows y Linux), Mac y la consola de código abierto OUYA (en principio).

'RIOT'

‘RIOT’

El artífice principal de esta locura es Leonard Menchiari, un programador que trabajó en Valve Corporation, una de las desarrolladoras, editoras y distribuidoras de videojuegos más importantes del mundo, y que ahora está dedicado en exclusiva y de forma independiente a éste, su propio juego. Menchiari se ha comprometido a basar la narración en testimonios reales de manifestantes y policías de Italia, Grecia, Egipto y, si puede, de algún otro país más. Explica que únicamente se tomarán en consideración las declaraciones de gente que haya estado en los choques entre manifestantes y policía, “sin manipulación; sólo objetividad y hechos”.

El vídeo oficial de ‘RIOT’ a continuación.


Por su lado, ‘Manifiest‘ es un simulador 3D de manifestaciones del que se está desarrollando una demo de código abierto para que la gente lo pueda conocer, los programadores sepan cómo funciona y todo aquel al que le interese pueda aportar y colaborar con el proyecto. La primera prueba (muy rudimentaria todavía) de este videojuego se colgó en el Tubo en octubre de 2014. Pancartas, banderas, gritos, grafitis, estrategia, repliegues y contenedores ardiendo. Pero todo ello todavía muy, muy, pero que muy, en pañales.

'Manifiest'

‘Manifiest’

El promotor de toda esta gran aventura es el barcelonés Santiago Dopazo Hilario, un diestro programador con años de experiencia, altamente autodidacta, al que, como él mismo comenta, le encantan los desafíos, las cosas bien hechas y las soluciones que ahorran tiempo y esfuerzo. ‘Manifiest’ nace como un proyecto fin de curso de diseño de videojuegos, es una apuesta por un juego diferente, por algo totalmente nuevo. Podemos ver los avances conseguidos en el siguiente vídeo.


‘Manifiest’ es un videojuego donde poder disfrutar, explorando las posibilidades de distintas manifestaciones, con diferentes unidades y objetivos. Dispondrá de la posibilidad de jugar solo o en modo multijugador, en revueltas nuevas creadas en el momento o en manifestaciones reales que han ocurrido a lo largo de la historia más reciente. Teóricamente, ‘Manifiest’ pretende manejar una base de datos de concentraciones callejeras donde estén documentadas las causas, los recorridos, los cánticos y consignas gritadas, las pancartas utilizadas, etcétera. Todo ello para que el juego recree a la perfección la manifestación en concreto.

'Manifiest'

‘Manifiest’

Parece ser que este proyecto quería también basar su financiación en crowdfunding, en este caso a través de la web Goteo, pero no hemos encontrado rastro de él por allí de momento. Dopazo necesita la colaboración de buenos programadores, diseñadores y expertos en sonido para crear un juego realmente bueno. A continuación un vídeo de Santiago explicando su proyecto.


La verdad es que es una aventura muy reciente y a la que, según parece, empiezan a unirse nuevas manos muy poco a poco, tanto como colaboradores directos como aportando ideas en los foros. Es por ello que, desde aquí, queremos impulsar un poquillo este buen proyecto y animar a la gente a que se una y participe de lo que puede llegar a ser un videojuego antológico.

'RIOT' y 'Manifiest'

‘RIOT’ y ‘Manifiest’

‘RIOT’ y ‘Manifiest’, dos proyectos irreverentes de videojuego con una temática muy novedosa y revolucionaria. Esperemos que ambos terminen viendo la luz y resultando títulos de renombre con repercusión social. Y además, todo un lujo poder manifestarse sin que te partan la cara. Descarga de adrenalina en 3, 2, 1…

1 comentario a “Dos proyectos subversivos y rebeldes con muy buena pinta”

  • Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: ¡Manifiéstate! El mundo de los juegos de vídeo tiene, de vez en cuando, puntos de inflexión que hacen tambalear las bases de la industria y zigzaguear las sendas típicas del movimiento videojueguil. Salirse del camino impuest..…

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR