Akihabara, la ciudad eléctrica

Akihabara

Akihabara

Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, el área alrededor de la estación de tren de Sobu, en el distrito de Kanda (Tokio), se convirtió en el centro de un floreciente mercado negro de equipos de radio y componentes para ellos, tales como válvulas de vacío. Su posición estratégica, cerca de los muelles, donde los bienes llegaban fluyendo a Japón a través del río Kanda, hizo de sus callejuelas un lugar ideal para el comercio de todo tipo de aparatos eléctricos de la época. Además, allí mismo se encontraba ubicada una escuela fundada en 1907, predecesora de la actual Tokyo Denki University, pretigiosa en estudios de tecnología y donde, antaño, se enseñaban materias técnicas de fabricación eléctrica.

Antes de la guerra, Akihabara ya era un punto de comercio en la zona para infinidad de clases de productos, pero la explosión de la demanda de aparatos electrónicos la convirtió en lo que es hoy: una enorme zona de tiendas para todo tipo de instrumentos electrónicos, desde artilugios inútiles hasta el último de los gadgets más modernos; de enormes almacenes de marca en la avenida principal Chuo Dori a puestillos con artículos de segunda mano y piezas de repuesto en callejuelas más alejadas. Se puede comprar un condensador electrónico o un microondas; una pila o un frigorífico; una resistencia eléctrica o la más actual consola de videojuegos de última generación. Dicen las malas lenguas que el 10% de todas las compras electrónicas de los japoneses se hace en Akihabara.

Comprando cualquier cosa en Akihabara

Comprando cualquier cosa en Akihabara

Los precios suelen ser más baratos que en otros lugares de Japón, pero no esperes encontrar gangas. Eso sí, si hay algo que no localizas en ningún otro rincón del mundo, aquí lo vas a encontrar. Las mejores ofertas se encuentran en las calles laterales, lejos de la avenida principal. Algo que todo extranjero va buscando, aunque sólo sea por curiosidad, y que no se pueden encontrar en ningún otro lugar del mundo, es el asiento de inodoro electrónico típico japonés. La mayoría de las tiendas lo tienen, y se pueden elegir sus características más básicas en función del precio, ya sea con calefacción, con chorro de bidé incorporado, con sensor de proximidad (para tirar de la cadena), lavado automático, apertura y cierre mecánicos o con cuna para el iPod e hilo musical.

Akihabara es también un paraíso para los fanáticos de la telefonía móvil, con todo lo imaginable en modelos de teléfono y accesorios disponibles. Pero sobre todo, Akihabara es el edén de los gamers, donde cada año peregrinan miles de millones de jugones frikis de todo Japón en busca de los últimos títulos disponibles, las últimas consolas, los mejores controladores, etcétera. Los coleccionistas retro deben dirigirse obligatoriamente a la enorme tienda Super Potato, donde se pueden encontrar más de 50.000 juegos de segunda mano a la venta.

Super Potato en Akihabara

Super Potato en Akihabara

En Akihabara es posible tropezarse con proveedores que llevan sirviendo a los clientes desde la época de los equipos de radio, allá por 1940. Y también se pueden hallar las mayores tiendas informáticas de todo el orbe. Es un juego de contrastes increíble y apasionante. De hecho, se dice que, cuando se trata de electrónica, si no se encuentra en Akihabara es que no existe o no está inventado todavía.

Otaku cosplayer en Akihabara

Otaku cosplayer en Akihabara

Y por extensión de todo lo anterior, se puede asegurar que Akihabara es la auténtica meca, no sólo de geeks, sino también de otakus, cosplayers, nerds, frikis y toda clase de componente extraño del fandom japo. Y es que, como la demanda obliga, también encontraremos centenares de comercios especializados en anime, figuritas de acción, manga, hentai, cosplay, ecchi y etcétera y miles de etcéteras. Para estas obsesiones, los japoneses son los primeros de los primeros. Por ende, el barrio es también un manantial y un hervidero de movimientos subculturales japoneses como cosplay, meido kissas, akiba-kei y muchos otros. No es raro ver por la calle a grupos de hombres y mujeres disfrazados de los personajes de su serie anime favorita o del videojuego de moda.

Esta enorme ciudad eléctrica dispone de sitio web propio en inglés, con información práctica para los visitantes. Es fácilmente accesible por metro o Japan Rail y, si lo que deseamos es quedarnos toda la noche, la experiencia no es completa sin pernoctar en un hotel cápsula, donde seremos introducidos en una pequeña habitación un angosto nicho con una cama y un televisor. Para no perdérselo si te pasas por Tokio este fin de semana que viene.

Fuente de imágenes: Kirai – Un geek en Japón.

1 comentario a “Akihabara, la ciudad eléctrica”

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR