El tema “The life I lead”, de ‘Mary Poppins’, en ocho idiomas diferentes

Mr. Banks

Mr. Banks

Siempre me han apasionado las versiones originales de las películas o series que me gustan. Me encanta descubrir el timbre de voz de tal o cual actor o la manera en la que se dicen los tacos y las palabras malsonantes en los distintos idiomas. A veces voy más allá y me sumerjo en Internet para encontrar los distintos doblajes de los diferentes países de determinada escena, y los resultados suelen ser emocionantes.

Es el caso que nos ocupa. Qué mejor ejemplo para utilizar aquí y ahora que un trocito de una de mis películas preferidas de todos los tiempos, una de las grandes entre las grandes: ‘Mary Poppins‘. El tema musical que me picó la curiosidad conocer en diversos idiomas fue “The life I lead”, probablemente mi favorito de toda la peli. Admito que estuve tentado en cambiar de opción en favor del archiconocido ‘Supercalifragilísticoexpialidoso‘ para escribir esta entrada, por ser el más famoso y reconocido por el público en general (y por las distintas formas de escritura en cada idioma), pero opté por mantener la primera selección por cuestión de preferencia personal.

“The life I lead” es una cancioncilla de poco más de un minuto que el señor Banks canta al llegar a casa tras un largo día de trabajo en el banco. Mientras lo entona, su mujer le intenta decir que los niños se han escapado al parque y todavía no han vuelto, pero él parece no enterarse de nada y seguir encajonado en su papel de soberano de su hogar.

Lo curioso y sorprendente de este tema, es que, en sólo un mísero minuto, refleja a las mil maravillas la sociedad británica de principios del siglo XX. Machismo, cortesía excesiva, ritualidad, pompa y puntualidad maniática son las claves para entender como era un hombre inglés de su casa en la sociedad media-alta de 1910.

Prepárense; pasen y vean porque vamos a contemplar el vídeo de Mr. Banks en nada menos que ocho idiomas distintos, a saber: el original en inglés, español de España, español latino, francés, italiano, alemán, holandés y ruso. ¡Toma ya! Ocho doblajes, adelanto ya que de muy buena calidad todos, como ocho perlas auditivas.

Comencemos por el original británico. Evidentemente, esta versión es la mejor de todas, sin duda alguna. El vídeo está además subtitulado en inglés, por lo que se entiende perfectamente.

Para evitar suspicacias con las diferentes versiones posteriores, paso a traducir literalmente al castellano lo que dice la letra inglesa. La transcripción, más o menos exacta, sería la siguiente:

Siento una repentina y profunda satisfacción,
tanto como un rey cabalgando en su noble corcel.
Cuanto regreso de la lucha diaria al hogar con mi esposa,
qué agradable es la vida que llevo.

Dirijo mi hogar con precisión, a tiempo,
a las 6:01 entro por mi puerta.
Mis zapatillas, jerez y pipa son exactamente a las 6:02.
Sistemática es la vida que llevo.

Es magnífico ser un inglés en 1910,
el Rey Eduardo en el trono,
es la edad de los hombres.
Soy el señor de mi castillo,
el soberano, el señor feudal.
Trato a mis súbditos, sirvientes, niños, esposa
con mano firme pero suave.
Nobleza obliga.

Son las 6:03 y los herederos a mi dominio
están limpios y bañados y adecuadamente alimentados.
Y por lo tanto les daré unas palmaditas en la cabeza
y les mandaré a la cama.
Ah, señorial es la vida que llevo.

Cómo decía, el típico englishman de principios del XX que se ve a sí mismo como el señor feudal de su castillo. Extremadamente escrupuloso con el horario, mantiene unos férreos comportamientos medidos al minuto. Además, mete en el mismo saco a sirvientes, sometidos, hijos y mujer. Trato firme pero cortés, nobleza obliga.

Ahora vamos a comenzar viendo los doblajes por el original en castellano, o español de España.

El doblaje de películas en España siempre ha sido uno de los más reconocidos a nivel mundial; hay quienes aseguran que es de los mejores, si no el mejor, del mundo. El mismísimo creador de Los Simpson, Matt Groening, admitió una vez que algunos de los capítulos de la familia amarilla doblados al español mejoran sustancialmente el original americano. Eso es todo un elogio, pero doblar dibujos animados no creo que tenga tanto mérito como hacerlo con películas de personas de carne y hueso.

En los doblajes españoles se pone énfasis en varios matices, por ejemplo, las voces de los protagonistas son tremendamente parecidas a los originales, como se puede comprobar en los anteriores vídeos. A la hora de formar las frases en la boca de los actores, se procura que la pronunciación de las palabras se adapte lo más posible a los movimientos de la boca, algo que resulta muy complicado cuando, además, se pretende mantener el significado original de los diálogos. En una canción es todavía más difícil conseguir un buen efecto.

Vemos que se pierden detalles en favor de un doblaje más preciso, por ejemplo, el señor Banks afirma que a las seis en punto entra por la puerta de su casa, cuando en el original inglés se especifica que es a las 6:01. También comenta, en inglés, que a las 6:02 se pone las zapatillas, se sirve su jerez y enciende su pipa; en castellano sólo pudieron meter las zapatillas y el jerez, la pipa quedó desechada.

Sin embargo, lo que llama más poderosamente mi atención es la traducción de la frase “is grand to be an englishman in 1910“. Efectivamente, las fechas en inglés ocupan muy poco espacio conversacional comparándolas con el idioma español (“nineteen ten” frente a “mil novecientos diez”). La forma que tuvieron los traductores de generar el doblaje es más que discutible, porque ese “el hombre aquí lo es todo en 910” no sé si se llegó a entender correctamente en la época. Es curioso, porque en otros doblajes veremos que se utilizó el mismo recurso.

Visionaremos a continuación el vídeo del doblaje en español latino. Por cierto, nunca he entendido bien por qué se le llama español latino al español sudamericano. Latinos somos todos los que hablamos lenguas derivadas del latín; supongo que el tema vendrá por aquello de la América latina.

Particularmente, los españoles que fuimos niños en los ochenta estamos más que acostumbrados a las voces sudamericanas, o latinas, en los doblajes. Por aquella época, todas las películas animadas de Disney (y otras muchas) venían dobladas con acento sudamericano, comúnmente mejicano, y así se quedaban. Desde luego, he visto ‘Mary Poppins’ es español de España y en español latino y he disfrutado de la misma manera. Me atrevo incluso a decir que hay partes de la película en las que me quedo con el doblaje de allende el Atlántico.

Este doblaje, en algunos momentos, intenta acercarse más al significado de la canción que el doblaje de España. Sin embargo vemos que hay detalles muy similares entre ambos, como el famoso “910” del año. Por cierto, en esta versión el señor Banks se toma el jeréz a las 6:03, que rima mejor con jerez que el 6:02 de la versión española.

Un punto que me ha sorprendido en la traducción de “noblesse oblige“. Mientras en España se tradujo como “nobleza obliga”, en Sudamérica prefirieron decir “noble soy yo”. La expresión “nobleza obliga”, que proviene del francés, se ha utilizado en España desde que yo tengo uso de razón pero, por lo visto, en otros lugares igual no ha sido de uso tan común. Se utiliza, generalmente, para implicar que con dinero, poder, y prestigio se conllevan responsabilidades de ejemplaridad y servicio; Wikipedia dixit.

Veamos ahora la versión francesa del asunto.

Personalmente no entiendo ni papa de francés, pero el buen hombre se toma su jerez y su pipa a las 6:02 también, o eso es lo que me parece comprender. El tema “910” no lo entiendo, así que no puedo opinar absolutamente nada. Evidentemente, el “noblesse oblige” lo pronuncia en un francés perfecto.

Ahora el doblaje italiano.

El idioma italiano, como el resto, intenta adecuar su pronunciación al tema. El Mr. Banks italiano entra por la puerta a las 6:00 y, por lo que mi desconocimiento del idioma aprecia, el “910” se a trocado en “906”. Todo un misterio. También un “noblesse oblige” perfecto.

El doblaje alemán es tan rudo como el sonido del propio lenguaje.

No comprendo en absoluto el alemán, sólo entiendo palabras sueltas y un “noblesse oblige” adecuado.

Los dos últimos idiomas tampoco puedo comentarlos, pero resulta harto curioso oír la canción en holandés y ruso, sobre todo en ruso. Comenzaremos por el holandés.

Y, por último, en ruso.

En fin, ocho idiomas para una espléndida canción de una más que espléndida película. Desconozco si está doblada en otras lenguas, porque en muchos países las películas no se doblan, simplemente se subtitulan. Pero eso ya es un debate para otro día.

4 comentarios a “El tema “The life I lead”, de ‘Mary Poppins’, en ocho idiomas diferentes”

  • […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos El tema “The life I lead”, de ‘Mary Poppins’, en ocho idiomas diferentes   http://www.teknoplof.com/2012/05/11/el-tema-the-life-i-lead-de-m…  por guachindango hace […]

  • JaNCo:

    Interesante ejercicio lingüístico. Ahora a buscar la película que no la he visto, espero verla subtitulada.

  • shackur:

    me ha gustado, yo también acostumbro a fijarme en estas cosas aunque más por casualidad que por buscarlas. En este caso en francés dice:

    Très fier, je sens une vive satisfaction.
    Muy orgulloso, siento una viva satisfacción
    Mieux qu’un grand Roi
    Mejor que un gran rey
    En selle sur son coursier
    Ensillado en su corcel

    Quand je rentre chez moi
    Cuando vuelvo a casa
    Et retrouve foyer et femme
    Y vuelvo a encontrar hogar y mujer
    Je vis et mène une vie aisée
    Vivo y llevo una vida cómoda (aunque también se usa el adjetivo “aisé” para calificar a las personas con dinero)

    Chaque jour de même,
    Cada día de hecho
    Je quitte à l’heure dite.
    Me marcho a la hora convenida
    À “six heures une”,
    A las seis y uno
    Je passe ma porte.
    Paso por mi puerta

    Ma pipe est prête ainsi qu’mes pantoufles,
    Mi pipa está lista, así como mis zapatillas (nada dice del jerez)
    À “six heures deux”
    A las seis y dos
    Je vis et mène une vie aisée
    Vivo y llevo una vida cómoda

    J’ai l’honneur d’être un Anglais de “dix-neuf cent dix”
    Tengo el honor de ser un Inglés de 1910, (dicho de manera antigua, diecinuevecientos diez)
    Le Roi Édouard sur le trône,
    El rey Eduardo sobre el trono
    C’est le règne suprème.
    Es el reino supremo
    J’suis le Lord de mon Castel,
    Soy el lord en mi castillo (uso de lord y castel como anglicismos)
    Le Souverain, Le Chef
    El soberano, el jefe
    Je traîte mes sujets, servants, enfants, femme,
    Trato mis asuntos, sirvientes, hijos, esposa
    d’une main ferme mais délicate, noblesse oblige !
    Con mano firme pero delicada, nobleza obliga

    À “six heures trois”, (6.03)
    A las seis y tres
    Les Dauphins de mon Empire
    Los herederos de mi imperio
    Sont bien nourris,
    Han sido bien alimentados
    Traîtés et bien lavés.
    tratados y bien lavados
    Une petite tape, là, sur leur tête
    Una palmadita, aquí, sobre su cabeza
    Et ils s’en vont au lit
    Y se van a la cama
    Je vis et mène une vie aisée
    Vivo y llevo una vida cómoda.

    saludos

  • shackur:

    En italiano dice novecento sei, aunque quizás es correcto. No es uqe sepa italiano, lo digo por la peli novecento (1900)

    En alemán entra por la puerta a las 6.01 y el jerez, la pipa y las zapatillas a las 6.02, aunque no se si dice las tres cosas o se deja alguna.
    También dice 1910 enterito en perfecto alemán, aunque dice neunzehn hundert zehn, que sería como en francés diecinuevecientos diez, solo que no se si corresponde a lo que se usa actualmente o es una forma antigua.

Escribe tu comentario

eBook ‘retroPLOF!’

retroPLOF!

Especifica tu dirección de correo electrónico y pulsa 'Comprar ahora'. Puedes pagar con tu cuenta de PayPal o con cualquier tarjeta bancaria.

E-mail envío eBook:

Sigue teknoPLOF! vía…
 
RSS
Twitter
Facebook
Google
 
Ready Set Click!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Más información.

CERRAR